Ordenado por
Hogares chinos queman madera o estiercol

Asocian el uso de combustibles limpios en el hogar con menos enfermedad pulmonar

Fuego, barbacoa, hoguera, leña
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Mejorar los combustibles usados para cocinar y la ventilación de la cocina se asocia con una mejor función pulmonar y reducción de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), según un estudio publicado esta semana en 'Plos Medicine'. El trabajo, dirigido por Pixin Ran, de la Universidad de Medicina Tradicional China Guanzhou, en China, analizó a 996 personas de aldeas del sur de China durante nueve años para examinar los efectos del uso de combustibles más limpios y una mejor ventilación de la cocina en la función pulmonar y la enfermedad.

   Alrededor de tres millones de personas en todo el mundo calientan sus hogares y cocinan mediante la quema de biomasa, como madera o estiércol animal. Se cree que la contaminación del aire doméstico causa más de un millón de muertes al año por EPOC, pero pocos estudios hasta la fecha han examinado las consecuencias a largo plazo de la mejora de la contaminación del aire sobre la función pulmonar y la enfermedad.

   Para este análisis, sus autores ofrecieron a cerca de mil participantes de 12 pueblos acceso a biogás, un combustible limpio hecho mediante el compostaje de biomasa a temperatura ambiente en un digestor de biogás, y mejorar la ventilación de la cocina, siendo las personas las que optaron por estas intervenciones en función de sus preferencias.

Los participantes proporcionaron detalles acerca de su estilo de vida y se les midió su función pulmonar tanto al inicio del estudio como al final, nueve años más tarde, además de que algunos también fueron entrevistados y examinados a los tres y seis años durante el estudio. Los científicos también probaron la calidad del aire interior en un subconjunto aleatorio de los hogares de los participantes.

   En comparación con aquellos que optaron por no cambiar de combustible o mejorar la ventilación, los participantes que usaron el biogás o mejoraron la ventilación de la cocina mantenían mejor su función pulmonar a medida que envejecían. Las personas que adoptaron ambas mejoras registraban aún mejores resultados en las pruebas de función pulmonar y también eran menos propensas a desarrollar EPOC.

   Como los participantes no fueron asignados aleatoriamente a un grupo control (negarse a realizar cambios) o grupos de intervención (usar biogás, mejor ventilación o ambos cambios), el estudio, por tanto, no puede demostrar que las mejoras causaron una mejor función pulmonar y menos EPOC, según sus autores. No obstante, los resultados sugieren que las intervenciones pueden reducir la contaminación del aire interior y prevenir algunas de sus consecuencias perjudiciales para la salud.

"Si bien reconocemos que la realización de intervenciones en la comunidad para cambiar la forma en la que los individuos cocinan en zonas rurales de países en desarrollo sigue siendo una tarea difícil, usar el biogás como combustible de biomasa para cocinar y mejorar la ventilación de la cocina podría conducir a una reducción de la carga mundial de la EPOC, especialmente en los países no industrializados", concluyen los autores.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus