Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 26/10/2009

Argentina

Los espermatozoides podrían jugar un importante papel en la transmisión del VIH, según estudio

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los espermatozoides, y no sólo el fluido en el que se encuentran, pueden transmitir el VIH a los macrófagos, células T y células dendríticas, según un estudio de la Universidad de Buenos Aires en Argentina que se publica en la edición digital de la revista 'Journal of Experimental Medicine'. Al infectar las células dendríticas, que portan el virus y lo pasan a las células T, los espermatozoides podrían jugar un importante papel en la expansión del VIH.

   Durante el acto sexual, los hombres infectados por el VIH transmiten el virus a través de su semen, que porta virus libres flotando así como leucocitos infectados por el VIH. Los científicos han detectado trazas de VIH también en los espermatozoides pero se desconocía el papel que jugaban en la transmisión viral.

   Los científicos, dirigidos por Ana Ceballos, muestran ahora que el VIH se une a la superficie de los espermatozoides y que estos portadores de VIH pasan el virus a las células dendríticas y a otras células diana del VIH.

   Los espermatozoides expresan moléculas conocidas por interactuar con la cubierta exterior del VIH, como el heparán sulfato y los receptores de mannose. Los autores muestran que el VIH se basa en el heparán sulfato para unirse a los espermatozoides pero no en los receptores de  mannose como se pensaba con anterioridad.

   El virus, una vez unido a los espermatozoides, pasó de éstos a las células dendríticas en cultivo. Los receptores CD4 y DC-SIGN de las células dendríticas eran necesarios en la transmisión, lo que sugiere que las células dendríticas cogen el virus al unirse a los espermatozoides en vez de al ingerirlos.

   Las células dendríticas que maduraban después de interactuar con los espermatozoides producen citoquinas que promueven la tolerancia como la interleuquina 10. Los autores creen que este perfil de supresión inmune, frente al perfil inflamatorio, podría también ayudar a los virus a expandirse.

   Los autores señalan que los espermatozoides podrían alcanzar las células dendríticas al pasar a través de microabrasión la cubierta vaginal o anal que a menudo se forma durante la relación sexual o podrían también entrar en contacto con las proyecciones similares a dedos de las células dendríticas que se extienden hasta las superficies mucosas.

   Además, los autores descubrieron que un pH ligeramente acídico, similar al pH de la vagina después del sexo, promovía la unión del VIH a los espermatozoides y la posterior tasa de infección de células dendríticas asociada a los espermatozoides.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies