Contador

La vitamina D y el calcio, vinculados a menor riesgo de menopausia temprana

Vitamina D
GETTY
Publicado 11/05/2017 8:46:44CET

   MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio dirigido por epidemiólogos de la Escuela de Salud Pública y Ciencias de la Salud Amherst en la Universidad de Massachusetts, Estados Unidos, sugiere que el alto consumo de vitamina D y calcio en la dieta puede estar modestamente asociado con un menor riesgo de menopausia temprana, antes de los 45 años. La menopausia temprana afecta a alrededor del 10 por ciento de las mujeres y se asocia con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, osteoporosis y declive cognitivo temprano.

   La profesora Alexandra Purdue-Smithe y su consejera Elizabeth Bertone-Johnson, con colegas del 'Brigham and Women's Hospital', en Boston, y la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, evaluaron cómo la ingesta de vitamina D y calcio se asocia con la incidencia de menopausia temprana en el II Estudio de Enfermedades entre Enfermeras. La población estudiada incluye a 116.430 mujeres enfermeras registradas en Estados Unidos que tenían entre 25 y 42 años en 1989 cuando respondieron a un cuestionario digital.

   Desde 1989, los cuestionarios de seguimiento evaluaron los hábitos de vida de las enfermeras y las enfermedades cada dos años. La dieta se analizó cinco veces durante el estudio de 20 años, lo que permitió a los investigadores captar los cambios en la ingesta de alimentos y nutrientes en el tiempo, señala Purdue-Smithe. Los participantes en el estudio contribuyeron con más de 1 millón de personas-año de seguimiento, durante el cual 2.041 mujeres experimentaron menopausia temprana.

   Los autores informan que la proporción de riesgo para la menopausia temprana comparando los grupos con ingesta de vitamina D más alta frente a la más baja fue 0,83 y para el calcio dietético 0,87. Los detalles del estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, se publican en la edición digital temprana de 'American Journal of Clinical Nutrition'.

   Purdue-Smithe señala: "La evidencia de laboratorio que relaciona la vitamina D con algunos de los mecanismos hormonales involucrados en el envejecimiento ovariano fue la base de nuestra hipótesis. Sin embargo, a nuestro conocimiento, ningún estudio epidemiológico previo ha evaluado explícitamente cómo la vitamina D y la ingesta de calcio pueden estar relacionadas con el riesgo de menopausia temprana".

   Y detalla: "Después de ajustar por una variedad de diferentes factores, la vitamina D de fuentes de alimentos, como la leche fortificada y el pescado graso, se vinculó con un 17 por ciento menos de riesgo de menopausia precoz al comparar el grupo de mayor ingesta con el grupo de menor ingesta".

IMPORTANTE PARA LA FERTILIDAD

   Debido a que una mayor ingesta de vitamina D y calcio de los alimentos simplemente puede actuar como un marcador para una mejor nutrición y salud en general, dice Purdue-Smithe, los científicos tuvieron en cuenta otros factores como la ingesta de proteínas vegetales y el consumo de alcohol, así como el tabaquismo.

   "El gran tamaño de este estudio nos permitió considerar una variedad de potenciales asociaciones de un estilo de vida saludable que podría explicar nuestros resultados, sin embargo, el ajuste de estos factores casi no marcó ninguna diferencia en nuestras estimaciones", añade.

   El epidemiólogo nutricional y reproductivo señala que "además de poner a las mujeres en mayor riesgo de efectos adversos en la salud futura, la menopausia temprana también es problemática, ya que las mujeres están retrasando cada vez más la procreación en sus años reproductivos tardíos".

   "La fertilidad disminuye drásticamente durante los 10 años anteriores a la menopausia, por lo que la menopausia temprana puede tener profundas implicaciones psicológicas y financieras para las parejas que son incapaces de concebir como lo desean, por lo que es importante identificar los factores de riesgo modificables para la menopausia precoz, como la dieta", subraya.

   Debido a que las asociaciones eran más fuertes para la vitamina D y el calcio de las fuentes de productos lácteos que de las fuentes de alimentos no lácteos en el estudio, Purdue-Smithe planea analizar más esta cuestión investigando los productos lácteos individuales y otros componentes de los productos lácteos y cómo se pueden relacionar con la menopausia temprana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter