Un total de 16 asociaciones de industria alimentaria o padres se unen para pedir educación nutricional obligatoria

Presentación del proyecto EduKsano
EDUKSANO
Publicado 19/06/2018 14:06:07CET

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 16 asociaciones del sector primario, la industria alimentaria, los chefs europeos, los consumidores y los padres de alumnos se han sumado al grupo de trabajo impulsado por ARVI, la mayor asociación pesquera española, y forman parte del Proyecto EduKsano, cuyo objetivo final es lograr que se incorpore la Educación Nutricional como asignatura obligatoria en los planes de estudios de Educación Primaria y Secundaria.

EduKsano surgió tras la cuarta edición de la Conferencia Internacional ARVI, celebrada en junio de 2017 en Vigo, bajo el lema 'La educación nutricional de hoy es la base de un futuro saludable'. ARVI buscó el apoyo de diferentes actores sociales y encontró respuesta casi inmediata del resto del sector pesquero (los comerciantes agrupados en FEDEPESCA; los pescadores, representados por la FNCP; los productores de la OPP Lugo, y la fundación FREMSS); de los consumidores (CECU), de los
padres de alumnos (CONCAPA), de los cocineros, agrupados en EURO-TOQUES, y del sector cárnico a través de INTERPORC.

A estas asociaciones les aúna el interés por "promover la alimentación saludable a través de la educación como medio de favorecer que las futuras generaciones adopten una dieta saludable que ponga freno a problemáticas como al sobrepeso y la creciente obesidad infantil, y para reconducir los malos hábitos alimentarios de buena parte de la población española". "Hasta ahora se trataba de actividades dispersas. Aunarlas y coordinar nuestro esfuerzo en un proyecto como EduKsano puede ser la llave para un futuro más saludable", ha señalado María Luisa Álvarez Blanco, directora gerente de FEDEPESCA.

En su opinión, compartida por los demás miembros de EduKsano, "el actual ritmo de vida, combinado con el poco tiempo dedicado a cocinar y la pérdida de conocimiento sobre nutrición, están motivando una peor alimentación". "Nos alejamos de una de las tradiciones alimentarias más saludables del mundo y patrimonio inmaterial de la humanidad. Al mismo tiempo, aumenta la prevalencia de patologías cardiovasculares, muy ligadas a una mala alimentación y que se sitúan como primera causa de mortalidad en nuestro país, incluso por encima del cáncer. El sobrepeso y la diabetes aumentan en todas las edades", ha explicado.

"Además de ser causa principal de muchas enfermedades crónicas en España y en el mundo, la alimentación es también una de las áreas donde más impacto tiene la desigualdad: las cifras de obesidad infantil, preocupantes en todos los grupos, se duplican entre los niños de familias con ingresos bajos; algunos estudios señalan que cerca de un 30 por ciento de los hogares españoles no pueden acceder a una alimentación sana. Nuestra prioridad está en asegurar que todos tengamos acceso a una alimentación completa y nutricionalmente equilibrada. Pensamos que el proyecto EduKsano para la aprobación de una asignatura obligatoria es una oportunidad para mejorar nuestros hábitos de consumo y hacer que los niños de hoy sean consumidores críticos mañana", ha defendido Fernando Móner, presidente de CECU.

CON EL EJEMPLO DE JAPÓN

Un modelo educacional que, recuerdan, Japón puso en marcha en 2005 y que "va cosechando resultados". El llamado 'shokuiku' llegó al país nipón en forma de Ley Básica, con la que se implantó una asignatura obligatoria en los cursos de infantil y primaria. Con esta iniciativa, Japón ha logrado situarse como el país con menor tasa de obesidad mundial.

Así, los socios del proyecto EduKsano han planteado una estrategia inicial en su primera reunión de trabajo y barajan diferentes iniciativas y actividades para concienciar a las administraciones públicas de la necesidad de incluir la educación nutricional como asignatura obligatoria de los estudiantes de Primaria y ESO, como "fórmula eficiente de corregir problemas como el sobrepeso y la obesidad".

Entre las actividades previstas por las asociaciones, destacan un estudio comparativo del modelo japonés y la elaboración de un informe independiente sobre la dieta de los españoles y la incidencia del nivel de consumo de alimentos básicos y saludables (vegetales, carne y pescado) en aspectos como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.