Estudio publicado en 'JAMA Psychiatry'

La terapia 'cara a cara' es la más efectiva para abordar el trastorno por atracón

Atracón, comer, nevera, bulimia
VALYISKAYA SVETLANA
Publicado 03/08/2017 12:48:04CET

   MADRID, 3 Ago. (Reuters/EP) -

   Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Leipzig (Alemania) han demostrado en un estudio, publicado en 'JAMA Psychiatry', que la terapia 'cara a cara' es la más efectiva y rápida para abordar el trastorno por atracón.

   Se trata de un trastorno alimentario grave en el que se ingiere de forma compulsiva grandes cantidades de comida y que se calcula que alrededor del 1,9 por ciento de la población mundial lo padecerá a lo largo de su vida. Si bien, al no generar una alteración biológica no se suele demandar una atención médica salvo en el caso de personas con obesidad u obesidad mórbida.

   Por ello, para el nuevo estudio los investigadores asignaron aleatoriamente a 178 pacientes con sobrepeso u obesidad con trastorno por atracones a participar durante cuatro meses en 20 sesiones de terapia cognitivo conductual 'cara a cara' o a 11 sesiones de autoayuda realizadas a través de Internet.

   La terapia 'cara a cara' se centró en temas sobre nutrición, imagen corporal y estrés, mientras que en las sesiones por Internet se trataron temas similares pero era el paciente el que por sí solo debía conocer la información.

   Al inicio del estudio, los participantes informaron un promedio de 14 días con episodios de atracones durante los últimos 28 días. Al final del tratamiento, se redujo en alrededor 4 días entre los del grupo de autoayuda y en unos 2 días entre el grupo de terapia cognitivo-conductual.

   Después de seis meses, los que participaron en el grupo de autoayuda informaron un promedio de aproximadamente cinco días de atracones durante los últimos 28 días, en comparación con aproximadamente los tres que padecieron los del grupo de terapia cognitivo-conductual. No obstante, en un análisis realizado a 116 de los pacientes seguidos durante un año y medio, no se observaron diferencias entre los dos grupos.

   "Los mejores resultados entre el grupo de terapia cognitivo-conductual son probablemente debido a que es más intenso que la autoayuda y que está emparejado con el apoyo del terapeuta. Sin embargo, la autoayuda se confirmó como una alternativa viable a la terapia cognitivo-conductual y puede ofrecerse a pacientes con acceso reducido a terapia cognitivo-conductual o que no desean participar en una psicoterapia individual", han zanjado los expertos.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.