Los síntomas de una infección por bacteria pueden tardar hasta 2 o 3 días en aparecer

Dolor, colon irritable
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SIPHOTOGRAPHY
Publicado 03/08/2017 12:41:33CET

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los síntomas, como fiebre o diarrea, que provoca una infección alimentaria por bacteria pueden tardar hasta dos o tres días en aparecer, aunque en "la mayoría de las veces el cuadro se resuelve solo y sin necesidad de antibióticos", según ha explicado la digestóloga de Hospiten Roca, Beatriz Rodríguez Medina.

En el caso de notar el comienzo estos síntomas lo más recomendable es "la hidratación y tomar una dieta ligera, ya sea blanda o líquida". Si el cuerpo no tolera los líquidos y exista riesgo de deshidratación, la especialista aconseja acudir a urgencias.

Sin embargo, los síntomas de las infecciones producidas por las toxinas son inmediatos, y suelen aparecer a las tres o cuatro horas de haber consumido un alimento contaminado. A su vez, se caracterizan por la diarrea y el malestar, aunque normalmente ceden a las 24 horas. La digestóloga ha aconsejado "aplicar el sentido común: dejar de comer, reposar e hidratarse mucho", si nota alguna señal.

Entre las causas que producen la aparición de estos dos tipos de infecciones se encuentra el aumento de las temperaturas en la época de verano así como la realización de actividades al aire libre, "lo que hace que seamos menos prudentes a la hora de conservar los alimentos", ha asegurado la doctora, y así se facilita que se produzca una toxiinfección alimentaria.

Por otro lado, la bacteria más famosa es la 'salmonella', pero la 'estafilococo', la 'listeria monocytogenes', la 'campylobacter' y la 'E. coli' se encuentran entre las más frecuentes. También, la experta ha recalcado la importancia de no romper nunca la cadena de frío y recomienda tener mucho cuidado en estas fechas con los alimentos crudos, especialmente el huevo y las salsas que lo contienen, además de las tortillas poco hechas.