Contador

Si hay diarrea, ¿dieta blanda sí o no?

Diarrea, dolor de tripa, baño, mujer
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / IHAR ULASHCHYK
Publicado 03/11/2017 8:16:42CET

   MADRID, 3 Nov. (EDIZIONES) -

   Cuando una persona tiene diarrea o descomposición, sea la razón que sea, ve afectado su ritmo diario de forma muchas veces alarmante. No suele necesario acudir al médico por esta causa. Simplemente nos ha podido sentar algo mal de la comida de ese día, o el simple hecho de haber abusado de alguna copa o cerveza de más la noche anterior puede provocarnos una descomposición y no ser necesaria ninguna dieta específica.

   No obstante, esta afección puede verse a veces acompañada de fiebre o malestar general y ser síntoma de que nos hemos contagiado de algún virus. Tampoco en este caso habría que acudir al médico, salvo si es algo alarmante y que ya supera una duración de más de cinco días. Aquí sería conveniente seguir una dieta blanda astringente. Además de en el caso de diarreas graves (con sangre, fiebre alta, o diarrea de más de 5 o 7 días, o en el caso de los pacientes inmunodeprimidos, que aparte de ser necesaria una dieta blanda, siempre hay que ir al médico.

   Así lo asegura el portavoz de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), el doctor Alfonso Alcalde Vargas, quien explica a Europa Press también, para poder entenderlo, que se considera que una persona tiene diarrea cuando hay un aumento en el número de deposiciones a lo largo del día, es decir, que tienen lugar más de tres al día, así como del contenido líquido de las mismas.

   "Tienen que darse ambos factores. Las causas son muchas y la más frecuente es la infecciosa, pero también es muy habitual la diarrea como efecto secundario de algunos fármacos, y como síntoma de enfermedades digestivas, como la Enfermedad de Chron, de una colitis isquémica o ulcerosa, de la celiaquía, o de alergias alimentarias, por ejemplo. Estos son los grandes grupos que las producen", enumera el a su vez especialista del Hospital Costa del Sol de Marbella y del Quirón Salud de Marbella.

LA DIETA NO MODIFICA LA EVOLUCIÓN DEL CUADRO

   A su juicio, el seguir una dieta blanda astringente o no para superar esta enfermedad dependerá de la tolerancia del paciente y de la gravedad del cuadro. "La dieta no te va a modificar la evolución del cuadro gastrointestinal. Pero si se ingieren alimentos que pueden sentar mal, agravarán el cuadro. Si no se sigue una dieta blanda se puede empeorar la sintomatología, e incluso tener lugar un cuadro de deshidratación, especialmente si se trata de infantes o ancianos. Por tanto, la dieta blanda astringente no va a modificar la evolución del cuadro, pero sí influirá en la sintomatología, en que se empeore la enfermedad", explica.

   Alcalde Vargas cree que lo más importante en la diarrea es la hidratación del paciente, sobre todo si se trata de abuelos y de niños, ya que "el agua por sí sola no es suficiente". "Si no se para de vomitar y de hacer diarrea se deshidrata el cuerpo. En estos casos, tanto la limonada alcalina como el suero oral son esenciales, sea la diarrea leve o no", agrega.

   Aquí el experto resalta que los preparados de bebidas isotónicas comercializados pueden ayudar si el cuadro diarreico es muy leve, si bien están desaconsejados y pueden ser perjudiciales si el cuadro es severo.

QUÉ ES UNA DIETA BLANDA

   Entre otros alimentos, el doctor Alcalde menciona como componentes de una dieta blanda: Arroz hervido; zanahoria y patata cocidas; pescado blanco a la plancha; huevo duro o en tortilla; carne blanca sin piel; manzana asada o plátano maduro; pan blanco tostado, y que no sea integral; infusiones para el momento más agudo del inicio del cuadro.

   También recomienda eliminar determinados alimentos, como los lácteos, a excepción del yogur que sí se aconseja en cuadros diarreicos. Asimismo, ve conveniente suprimir de la dieta por unos días las bebidas estimulantes y azucaradas, además de todo lo que tenga azúcar y alimentos grasos, o la fibra insoluble.

   El portavoz de la FEAD sugiere asimismo la conveniencia de emplear probióticos para favorecer una curación más rápida de la diarrea. "Demuestran que reducen la duración y la severidad del cuadro, incluso el tiempo de estancia hospitalaria en los casos agudos", precisa.

   Asimismo considera que los fármacos antidiarréicos suelen ser útiles en el tratamiento sintomático de la diarrea leve ya que mejoran su sintomatología, aunque eso sí, considera que no deben tomarse a la ligera porque en caso de que la descomposición sea moderada o grave su ingesta debe estar controlada por un especialista, ya que puede provocar colitis, entre otras patologías.

   "Hidratarse es lo más importante, y en cuanto a la dieta, lo ideal es lo que nos permita la tolerancia, los productos de fácil digestión para que el cuadro dure lo menos posible y el paciente vaya a mejor cuanto antes. Tomar probióticos está siempre indicado porque no van a dar ningún problema", sentencia el doctor Alcalde Vargas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter