Contador

Los programas de cocina, claves frente a enfermedades por mala manipulación de alimentos

Virgina, Eva González y Ángel/ RTVE
VIRGINA, EVA GONZÁLEZ Y ÁNGEL/ RTVE
Publicado 08/11/2016 19:18:00CET

   MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst (Estados Unidos) aseguran que el auge de los programas de televisión sobre cocina, como 'Masterchef' o 'Top Chef' en España, debe servir para introducir prácticas seguras sobre la manipulación de alimentos y evitar enfermedades como consecuencia de hábitos de higiene inadecuados.

   Así se desprende de un estudio publicado en el último número de la revista 'Journal of Nutrition Education and Behavior', que recuerda que sólo en Estados Unidos se producen cada año 48 millones de casos de enfermedades transmitidas por alimentos, incluyendo 3.000 muertes, según datos de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

   Estas enfermedades pueden estar causadas por problemas de seguridad alimentaria en algunos establecimientos comerciales o de restauración, pero también por una inadecuada manipulación en el hogar. Sin embargo, mientras que lo primero está rigurosamente bajo control se sabe poco de las enfermedades causadas por malas prácticas de los consumidores, según los autores.

   Por ello, los cada vez más habituales espacios de cocina en televisión son un recurso importante para introducir buenos hábitos entre los cocineros caseros que, no obstante, no parece estar aprovechándose a tal efecto, según concluyen los autores tras haber analizado si estos programas ofrecen modelos positivos o negativos para los telespectadores.

   De hecho, en su trabajo han constatado como el uso de buenas prácticas de seguridad alimentaria entre los consumidores ha disminuido en los últimos años. Así, hay menos consumidores que en 2011 aseguren lavarse las manos antes de manipular alimentos, cocinar a una temperatura adecuada o separar la carne de las aves requeridas o separar carne y aves, en comparación con datos de 2008 ó 2010.

   De igual modo, sólo un 33 por ciento de los consumidores dijeron que confiaban en la información estatal sobre seguridad alimentaria mientras que más de la mitad decía confiar más en los medios de comunicación.

PROGRAMAS QUE CONDICIONAN LA CESTA DE LA COMPRA

   Asimismo, una abrumadora mayoría (73%) obtuvo información sobre la inocuidad de los alimentos a través de los medios de comunicación y hasta un 22 por ciento utilizaron los programas de cocina como su principal fuente de información. Del mismo modo, en una encuesta a los telespectadores, la mitad decían ver algún programa de cocina y el 57 por ciento hacían la compra en función de lo que veían en estos espacios.

   Además, para estudiar la inocuidad de los alimentos en los programas de cocina, los investigadores elaboraron una encuesta que analizaba las medidas higiénicas con las que manipulaban los alimentos, el uso de utensilios o guantes adecuados y la adopción de medidas para adecuar la temperatura de conservación de cada alimento.

   En total incluyeron diez espacios de cocina y vieron que la mayoría de las prácticas analizadas estaban fuera de cumplimiento o conformidad con las recomendaciones en al menos el 70 por ciento de los programas o episodios, mientras que la inocuidad sólo se tuvo en cuenta en tres programas, ha explicado Nancy Cohen, una de las autoras del estudio.

   "En la mayoría de los comportamientos analizados, la conformidad con las prácticas recomendadas fue mucho menor que el observado en los trabajadores de restaurantes y en los consumidores en general", ha reconocido esta experta, que cree que estos programas son "una oportunidad para educar al público en la adopción de prácticas seguras y reducir la incidencia de enfermedades".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter