CASI EL 40% SUFRE TRASTORNO DIGESTIVO

Planificar las raciones de comida, clave para evitar daños en el estómago durante la Navidad

María Muñoz, cocinera
CEDIDA POR COM SALUD
Actualizado 13/12/2017 9:12:51 CET

Ocho de cada diez españoles se exceden en esta fechas, según un estudio

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Se acerca la Navidad y con ello una mayor ingesta de alimentos y alcohol, lo que "puede repercutir en la salud del hígado, encargado de metabolizar todo lo que se consume", para evitarlo hay que planificar la comida, según ha señalado Andrea Calderón, nutricionista de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

La mala planificación es "uno de los errores principales" ya que se hacen "grandes cantidades de comida, y se come más que por hambre, por tenerlo delante", ha asegurado Calderón durante la rueda de prensa de este martes.

Por ello, la experta ha explicado que además de racionar se debe "aumentar el consumo de verduras y hortalizas", las cuales recomienda consumirlas cocinadas en lugar de crudas "para facilitar la digestión".

Así como evitar el consumo de alcohol; escoger entrantes más ligeros y menos grasos, y agregar alimentos ricos en proteínas, según apunta la experta.

También, "conviene" que los segundos platos se hagan a la plancha o asados, sobretodo de pescado. Además, en los días previos y posteriores hay que aumentar la práctica de actividad física.

En estas fechas, solo un plato suele tener 1.200 calorías, según la experta, por lo que "será mejor" escoger alimentos frescos y naturales, en lugar de ultraprocesados, más grasos y azucarados.

OCHO DE CADA DIEZ ESPAÑOLES SE EXCEDEN

Asimismo, en Navidad ocho de cada diez españoles se exceden con este tipo de productos, según un estudio realizado por el centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), el cual muestra que más del 35 por ciento acaba tiendo algún tipo de trastorno digestivo.

Como consecuencia de todo ello, "se puede producir un aumento de peso, así como de los niveles sanguíneos de lípidos (colesterol y triglicéridos) y de glucosa".

Así se encuentran entre los principales síntomas, la dispepsia o malestar abdominal, la pirosis o ardor, náuseas, vómitos, jaquecas o cefaleas, así como alteraciones del tránsito intestinal, como diarreas.

La razón se encuentra en el acúmulo "de tantos productos grasos, procesados y alcohol", hacen que el hígado "hacen que el sistema digestivo, el cual tiene que metabolizar, tenga una disfunción hepatobiliar", lo que provoca que este órgano "trabaje más para eliminar las toxinas que entran al organismo", según Juan Carlos Ocaña, profesor clínico de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá y especialista en fitoterapia de INFITO.

CARDO MARIANO COMO PREVENTIVO

La toxicidad producida por el alcohol, así como los excesos de comida, se podrían prevenir tomando cardo mariano, una planta medicinal, según la vicepresidenta de Infito, Teresa Ortega, y profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid.

Este producto puede ayudar de manera preventiva tomando dos o tres capsulas en comida y cena, durante 14 días. Aunque, según apunta Ortega, el mismo día en que se prevé un exceso ya hace su afecto.

Asimismo, puede servir como coadyuvante en pacientes con hepatitis aguda o crónica y en general para el alivio de la dispepsia y los trastornos digestivos funcionales de origen biliar.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.