En suplementos dietéticos

El omega-3 reduce el riesgo de aparición de enfermedades cardiacas

Aceite de pescado omega 3
FLICKR/SAM CATCHESIDES
Publicado 04/01/2017 14:23:56CET

   MADRID, 4 Ene. (Reuters/EP) -

   Los suplementos dietéticos de ácidos grasos omgea-3 reducen el riesgo de aparición de enfermedades cardiacas, incluso en personas que ya tienen un elevado riesgo por los niveles excesivos de grasas o colesterol malo en la sangre, tal y como ha mostrado una investigación realizada por miembros del EpidStat Instituto en Seattle (Estados Unidos).

   Para alcanzar esta conclusión, los investigadores analizaron los datos de 18 ensayos en el que participaron 93.000 personas en el que se estudiaron dos omega-3: EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). De esta forma, comprobaron que el consumo de omega-3 en los alimentos o suplementos disminuía en un 16 por ciento el riesgo de enfermedad cardiaca en personas con niveles altos de triglicéridos, o grasas, en la sangre, y un 14 por ciento en los pacientes con lipoproteína de baja densidad (LDL).

   "La evidencia colectiva de todos los estudios apoyan el papel beneficioso de EPA y DHA en la enfermedad coronaria, y no se han observado asociaciones más fuertes entre los que se pueden beneficiar de forma aguda de la EPA y DHA, tales como aquellos con niveles elevados de triglicéridos y aquellos con niveles elevados de baja densidad colesterol de las lipoproteínas", han explicado los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en 'Mayo Clinic Proceedings'.

   El estudio también examinó los resultados de otros 17 ensayos publicados previamente que observan unos 732.000 personas durante largos períodos de tiempo antes de que se siguieron sus dietas habituales. Durante todos estos estudios, los omega-3 mostraron una reducción del 18 por ciento en el riesgo de enfermedades del corazón.

   Ahora bien, los expertos han reconocido que existe una limitación a sus conclusiones, debido a que se han analizado varios ensayos en los que se han incluido pacientes con diferentes hábitos alimentarios y factores de riesgo cardiaco.

   "Aun así, los resultados de un análisis de datos sobre cerca de un millón de pacientes sugieren que muchas personas pueden beneficiarse de aumentar la cantidad de omega-3 que obtienen de comer pescado o tomar suplementos", han zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter