Contador

Para evitar la obesidad

Nutricionista recomienda seguir pautas sobre las proporciones de cada grupo de alimentos para las comidas principales

Nutricionista Elena de la Fuente
QUIRONSALUD
Publicado 17/11/2017 17:37:43CET

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La nutricionista del Hospital Quirónsalud San José, Elena de la Fuente, ha recomendado seguir algunas pautas sobre las proporciones de cada grupo de alimentos que hay que consumir en las comidas principales, con el fin de "tomar distancias" con la obesidad.

"En los últimos años, los índices de obesidad y enfermedades asociadas han ido aumentando como consecuencia del sedentarismo, al consumo de productos procesados y a un incremento considerable de las raciones de comida en detrimento de alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales, como son las frutas, verduras y legumbres", ha detallado De la Fuente.

A su juicio, es "muy recomendable" seguir el método 'plato o plato' de Harvard, que muestra cuánta cantidad y qué grupos de alimentos deben formar parte de nuestras comidas y cenas. Así, en la primera mitad del plato se han de incluir vegetales, alternando entre crudos (lechuga, brotes tiernos, tomate, pimiento, zanahoria o pepino) y cocinados (berenjena, calabacín, setas, espinaca o acelga).

"Estos tienen muy pocas calorías y un alto valor nutricional (antioxidantes, fibra, vitaminas) y es por eso por lo que hay que consumirlos en mayor proporción que el resto. Debemos ingerir una cantidad equivalente a lo que cabe en las dos palmas de nuestras manos en cada comida principal", ha explicado la especialista.

La segunda mitad del plato se debe dividir en dos cuartos, que se distribuyen en aproximadamente un cuarto de alimentos ricos en proteínas (carne, pescado y huevo), decantándose en la mayor parte de las ocasiones por carnes con menos grasa y escogiendo métodos de cocinado sencillos; y un cuarto de alimentos ricos en hidratos de carbono (pasta, arroz, pan, patata o quinoa), eligiendo las versiones integrales por su aporte de fibra y nutrientes y evitando el consumo de cereales refinados.

"Dado que las legumbres aportan carbohidratos y proteínas, cuando se coman, cubrirán estos dos grupos de alimentos. Siempre recomiendo incluirlas en nuestra dieta de 3-5 veces por semana", ha apostillado la nutricionista para destacar la importancia de realizar cambios en el estilo de vida que impidan la acumulación anormal y excesiva de grasa, esto es, que nos aleje de la obesidad y el sobrepeso.

En ese sentido, ha aconsejado abandonar el sedentarismo, practicar alguna actividad física y mejorar la calidad y la cantidad del sueño. "Cuando el cuerpo no descansa suficientemente, se tiende a consumir alimentos más energéticos con más aporte de grasas y azúcares simples". Igualmente, en su opinión es muy recomendable erradicar el estrés y la ansiedad, pues no pocas veces se recurre a la comida para liberar esos estados", ha zanjado.

Últimas noticias de salud
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter