La nueva guía europea de hipertensión recomienda un máximo de 5 gramos al día de sal

Sal
PIXABAY - Archivo
Publicado 16/07/2018 13:00:55CET

   MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo de Trabajo de Hipertensión Arterial (HTA) de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha informado de que la Sociedad Europea de Hipertensión/Sociedad Europea de Cardiología (ESH/ESC, por sus sigas en inglés) ha publicado una nueva guía europea de hipertensión en la que se recomienda un máximo de 5 gramos al día de sal.

   Asimismo, en el trabajo, el punto de corte para detectar la enfermedad se sigue situando en 140/90 mmHg, por lo que se considera que uno es hipertenso si de forma repetida presenta cifras de presión arterial de 140 y/o 90 mmHg.

   En relación a los 'Objetivos de Control', si bien los objetivos de control siguen siendo conseguir una presión arterial de entre 140 y 90 mmHg en todos los pacientes, en la mayoría de ellos hay que intentar conseguir una PA de 130/80 mmHg, siempre que sea tolerada. Solo se considera presión arterial entre 130 y 140 mmHg en la enfermedad renal crónica, y los mayores de 65 años.

   Respecto al 'Tratamiento farmacológico', se recupera la recomendación de considerar el tratamiento farmacológico en los pacientes con presión arterial normal-alta (130-139/85 mmHg) si su riesgo cardiovascular es alto o muy alto y reduce el tiempo a solo 3-6 meses, para el tratamiento no farmacológico único en aquellos pacientes con hipertensión de grado I (PAS 140-159 mmHg) denominados de bajo riesgo.

   Inicio del tratamiento farmacológico, en casi todos los casos, con una combinación de fármacos (inhibidores del eje renina angiotensina + calcioantagonistas o diurético tiazídico), si la presión arterial es de 140 y/o 90 mmHg, y señalan a la espironolactona como primera opción a considerar en la HTA resistente para añadir a la terapia base.

   Finalmente, y en relación al 'Seguimiento del paciente Hipertenso', Semfyc ha informado de que en la nueva guía europea se pone de relieve el papel fundamental de enfermería y farmacéuticos para el seguimiento y control.