¿Necesitas concentrarte en los largos días de estudio? Los pistachos pueden ser tu solución

Pistachos
AMERICAN PISTACHIO GROWERS
Publicado 18/05/2018 18:28:58CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del periodo de exámenes finales que está a punto de comenzar, la American Pistachio Growers ha presentado un estudio realizado recientemente por la Loma Linda University (LLU) de California (Estados Unidos), que apunta que el consumo de pistachos entre horas podría favorecer el funcionamiento del cerebro y los niveles de concentración en el trabajo.

La investigación pone de relieve que ingerir frutos secos de forma regular mejora las frecuencias de las ondas cerebrales asociadas con la cognición, el aprendizaje, la memoria, el recuerdo y otras funciones cerebrales clave.

Durante la investigación se estudió el comportamiento de múltiples frutos secos y se demostró que los pistachos eran los que obtenían la mayor repuesta en ondas gamma. Estas ondas, en particular, resultan cruciales para la mejora del procesamiento cognitivo, la retención de información, el aprendizaje y la percepción.

Además, se realizaron electroencefalogramas (EEG) para medir la fuerza de las señales de las ondas cerebrales. La actividad de la banda de onda de los EEG se registró a partir de nueve regiones del cuero cabelludo asociado con la función cortical cerebral, explicaron los investigadores.

Para Lee Berk, principal investigador del estudio y decano de la investigación en la Escuela de la LLU de Profesionales de la Salud, este estudio aporta descubrimientos "significativamente beneficiosos", al demostrar que los frutos secos son "tan beneficiosos para el cerebro como lo son para el resto de cuerpo".

REDUCEN EL CONTORNO DE LA CINTURA Y APORTAN NUTRIENTES ADICIONALES

Paralelamente a esta investigación, el Instituto Paul Bocuse de Lyon (Francia) ha realizado un estudio sobre el consumo de pistachos y la obesidad, para aquellos que son reacios a añadir las calorías de los frutos secos a sus rutinas diarias.

El nuevo estudio se ha llevado a cabo entre las población femenina francesa durante un período de tiempo de cuatro semanas. Las participantes se segmentaron en dos grupos. Las mujeres componentes del primer grupo ingirieronuna galleta proteica popularizada como snack saludable; mientras que el segundo grupo consumió pistachos tostados de origen California. Ambos snacks contenían las mismas calorías y proteínas. Después, se realizaron registros de alimentación de los sujetos de estudio y mediciones antropométricas (como peso y perímetro de la cintura) en la cuarta semana de estudio.

Mientras que el peso de las participantes no cambió en ninguno de los grupos, el grupo de mujeres que ingirieron pistachos presentaba una tendencia a reducir el perímetro de la cintura después de cuatro semanas.

Por su parte, las medidas de las grasas corporales se mantuvieron estables en aquellas mujeres que comieron pistachos durante cuatro semanas pero aumentó ligeramente en el grupo de control. Al contrario del grupo que consumió el snack de la 'galleta proteica saludable', las mujeres que comieron pistachos durante cuatro semanas presentaban una mayor proporción de nutrientes como tiamina, vitamina B6, cobre y potasio.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.