Lista de alimentos ricos en antioxidantes que pueden prevenir ante el Parkison

Zumo de naranja
'ZUMO DE FRUTA, EN SERIO'
Publicado 11/04/2018 15:10:08CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Tener "una dieta rica en antioxidantes naturales puede prevenir las alteraciones de este estrés oxidativo y, por lo tanto, pueden aportar en la reducción de la probabilidad de aparición del Párkinson", según Conchita García, médico de la Dirección Asistencial de Sanitas Mayores.

En este sentido, la doctora García ha señalado que entre los principales alimentos que pueden favorecer la prevención de este trastorno se encuentra té verde, ya que protegen las neuronas de dopamina, es decir, las neuronas afectadas en el Parkinson, por lo que su consumo puede prevenir la aparición de la enfermedad.

Al igual que, los alimentos ricos en vitamina E, pues esta es la sustancia con mayor poder antioxidante, por lo que estos alimentos pueden resultar beneficiosos para prevenir la enfermedad. Las grasas de origen vegetal, las semillas de girasol, las avellanas y las almendras son los alimentos más ricos en vitamina E.

La médico ha explicado que también aquellos alimentos ricos en Vitamina C, porque al igual que la vitamina E, tienen un elevado poder antioxidante. Las naranjas, los limones u otros cítricos pueden proteger el desarrollo cerebral y prevenir el Parkinson.

Gingko Biloba es una hierba que resulta especialmente beneficiosa para el cerebro ya que ayuda a incrementar su circulación sanguínea. El aumento de circulación incrementa la producción de células y, por lo tanto, previene la degeneración neuronal, ha señalado la especialista.

OBJETIVOS

Según Conchita García, "el ejercicio físico no reduce el riesgo de padecer la enfermedad, pero sí mejora la calidad de vida de los pacientes". El programa de ejercicios ha de estar supervisado y deben contemplar una serie de objetivos.

Entre estos está la aplicación precoz de un programa de ejercicios preventivos; la implicación del paciente y su cuidador en la toma de decisiones para mejorar la motivación, aliviar el dolor y corregir las alteraciones posturales, lo que previene la aparición de rigideces articulares.

A ellos se les unen fortalecer la musculatura debilitada; corregir acortamientos musculares; ganar expresividad y funcionalidad de la musculatura orofacial; facilitar la deglución y la masticación; mejorar la función respiratoria,la función intestinal, el equilibrio y las reacciones posturales.