Contador

RIESGO POTENCIAL PARA LA SALUD

Un grupo de investigadores de la UAM desarrolla un nuevo método para detectar micotoxinas en cereales

Grupo de investigadores UAM desarrolla nuevo método para detectar micotoxinas
UAM
Publicado 31/03/2017 12:59:01CET

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El deoxinivalenol (DON) forma parte de las micotoxinas, unos compuestos tóxicos que se generan como consecuencia de la presencia de determinados hongos en cereales, en gran parte debido a malas condiciones de conservación, y gracias a un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) se ha podido desarrollar un método que permite detectar su presencia, pues esta supone un riesgo potencial para la salud.

El método, según explican desde la UAM, está basado en el empleo de sensores electroquímicos serigrafiados (SPE) modificados con óxido de bismuto, y permite determinar concentraciones de DON del orden de unos 24 microgramos por litro en extractos de cereales, empleando para ello una instrumentación totalmente portátil.

"Para la determinación del DON empleamos directamente los dispositivos serigrafiados comerciales que contenían óxido de bismuto, sin necesidad de efectuar ninguna modificación o tratamiento adicional de los sensores", ha destacado la coautora del proyecto y perteneciente al departamento de Química Analítica y Análisis Instrumental de la UAM, María Jesús Gismera.

"El principio del método se basa en el cambio de la respuesta electroquímica observada en el sensor como consecuencia de la interacción del DON con el óxido de bismuto presente en el dispositivo", ha añadido la investigadora.

El trabajo ha sido publicado en la revista 'Electroanalysis' y en él los científicos aplicaron el método para la determinación de DON en muestras de arroz, utilizando una instrumentación portátil que puede conectarse mediante 'bluetooth a cualquier ordenador o dispositivo informático que soporte el 'software' de control necesario.

RESISTENCIA A LA MAYORÍA DE TRATAMIENTOS

Desde la UAM subrayan que el DON es un compuesto muy estable, por lo que resiste a la mayoría de los tratamientos empleados en la elaboración de los cereales y sus productos derivados.

Añaden que, debido a sus efectos tóxicos, este compuesto supone un riesgo potencial para la salud humana y de los animales, por lo que su presencia en piensos y alimentos está regulada por diversas normativas.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter