La fructosa se genera en el cerebro humano

Gominolas, azucar, fructosa, glucosa
GETTY
Publicado 24/02/2017 8:25:48CET

   MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La fructosa, una forma de azúcar vinculada a la obesidad y la diabetes, se genera en el cerebro humano a partir de la glucosa, según revela un nuevo estudio de la Universidad de Yale, en Estados Unidos. El hallazgo, que se detalla en un artículo publicado en 'JCI Insight', plantea preguntas sobre los efectos de la fructosa en el cerebro y el comportamiento alimenticio.

   La fructosa es un azúcar simple que se encuentra en frutas, verduras, azúcar de mesa y muchos alimentos procesados. El consumo excesivo de fructosa contribuye a tener exceso de azúcar en la sangre y enfermedades crónicas como la obesidad. El equipo de investigación de Yale había demostrado en un estudio previo que la fructosa y otro azúcar simple, la glucosa, ejercían efectos diferentes sobre la actividad cerebral, pero no se sabía si la fructosa se producía en el cerebro o cruzaba desde el torrente sanguíneo.

   Para analizar esta cuestión, el equipo de investigación dio a ocho individuos sanos delgados infusiones de glucosa durante un periodo de cuatro horas. Los científicos midieron las concentraciones de azúcar en los cerebros de los participantes del estudio utilizando espectroscopia de resonancia magnética, una técnica de neuroimagen no invasiva, además de evaluar las concentraciones de azúcar en la sangre.

UNA VÍA METABÓLICA, IMPLICADA EN LA CONCENTRACIÓN DE FRUCTOSA EN EL CEREBRO

   Los investigadores encontraron que los niveles de fructosa cerebral aumentaron significativamente en respuesta a una infusión de glucosa, con cambios mínimos en los niveles de fructosa en la sangre. Supusieron que la alta concentración de fructosa en el cerebro se debía a una vía metabólica llamada vía de los polioles que convierte la glucosa en fructosa.

   "En este estudio, mostramos por primera vez que la fructosa puede producirse en el cerebro humano", destaca la primera autora, Janice Hwang, profesora asistente de Medicina. Aunque ya se había visto en los animales la producción de fructosa en el cerebro, no se había demostrado en los seres humanos, según Hwang.

   El hallazgo plantea varias preguntas clave de investigación, que el equipo planea seguir para poder responderlas. "Al mostrar que la fructosa en el cerebro no se debe simplemente al consumo dietético de fructosa, hemos demostrado que se puede generar la fructosa a partir de cualquier azúcar que se come --advierte Hwang--. Añade otra dimensión a la comprensión de los efectos de la fructosa sobre el cerebro".

   La glucosa en el cerebro envía señales de plenitud, pero no es así en el caso de la fructosa, dice. La conversión de la glucosa en fructosa en el cerebro, conocida como la vía de los polioles, también ocurre en otras partes del cuerpo. "Esta vía puede ser otro mecanismo por el cual el azúcar elevado en la sangre puede ejercer sus efectos adversos", agrega Hwang.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter