II Congreso Internacional y IV Español de Hidratación

Expertos abogan por incluir en los sistemas sanitarios y escuelas programas de educación en hidratación

Actualizado 01/08/2016 16:39:18 CET

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos han abogado, durante el II Congreso Internacional y IV Español de Hidratación, cuyas conclusiones han sido publicadas en la revista 'Nutrición Hospitalaria', por incluir en los sistemas sanitarios, escuelas y en el entorno laboral programas específicos de educación en hidratación.

Y es que, tal y como han recordado, mantener una correcta hidratación tiene un papel esencial en el bienestar de la población ampliamente reconocido en los últimos años por profesionales de la salud como dietistas-nutricionistas, médicos, farmacéuticos y otros profesionales de la salud, educadores, así como por los especialistas en ciencias de la actividad física y el deporte y la población general.

"Junto a la cantidad de agua y resto de líquidos que ingerimos, es importante que tengamos en cuenta la composición de las bebidas, ya que con graduación alcohólica o sin ella, contribuyen a la ingesta diaria de energía. El consumidor debe poder contar con la información nutricional relativa a las bebidas que consume, y es necesario educar a la población en la interpretación del etiquetado y en las necesidades nutricionales para mejorar nuestros hábitos de alimentación, como puede ser decantarse por alternativas y variedades de bebidas sin azúcares o sin azúcares añadidos", ha comentado el presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), Ángel Gil.

Del mismo modo se ha pronunciado la profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ascensión Marcos, quien ha recordado que los patrones de preferencia de consumo de las diferentes tipos de bebidas varían considerablemente según la edad, el estatus socioeconómico o nivel cultural, por lo que todos ellos requieren un enfoque educativo.

Por otra parte, durante el encuentro se ha recordado que el agua es el principal componente del organismo, representa aproximadamente el 60 por ciento del peso corporal total en los adultos y tiene que ser obtenido a través del consumo de alimentos y bebidas como parte de nuestra alimentación diaria.

"La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica que, de forma general, la ingesta adecuada de consumo es de entre 2 y 2,5 litros en mujeres y en hombres adultos respectivamente, cantidades susceptibles de variar en función del estado fisiológico, la actividad física o las condiciones medioambientales. No obstante, la evidencia científica disponible nos indica que con frecuencia las ingestas de agua en poblaciones europeas no se ajustan, de forma general, a las recomendaciones de ingesta adecuada de agua", ha enfatizado la presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Carmen Pérez-Rodrigo.

De hecho, algunos niños y adolescentes pueden no cumplir con sus ingestas adecuadas debido a sus hábitos dietéticos, como un bajo consumo de frutas, el acceso limitado al agua y otros líquidos durante el horario escolar o a especiales condiciones medioambientales o de actividad física. Por su parte, en el embarazo, las mujeres pueden tener un mayor riesgo de deshidratación por no ingerir agua y otros líquidos debido a las náuseas y vómitos.

"Sin embargo, la hidratación desempeña un papel crucial en este periodo en el mantenimiento de un adecuado contenido de agua corporal y la renovación del líquido amniótico", ha apuntado el catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid y presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), Gregorio Varela-Moreiras.

LA HIDRATACIÓN EN LOS MAYORES

En cuanto a las personas mayores, y según el suplemento de' Nutrición Hospitalaria', el proceso de envejecimiento se asocia a cambios que pueden afectar a la sensación de sed y al líquido ingerido, siendo más susceptibles de no alcanzar los niveles óptimos de hidratación.

"Los estudios científicos existentes de ancianos hospitalizados que sufren deshidratación muestran un aumento de la morbilidad-mortalidad de hasta el 40-70 por ciento, mientras que una hidratación adecuada muestra mejoras considerables en el bienestar durante la hospitalización. En concreto, se ha demostrado que el 95 por ciento de las úlceras por presión se pueden prevenir mediante una nutrición adecuada y la ingesta adecuada de agua y líquidos", ha indicado Varela-Moreiras.

Y es que, según el texto de las conclusiones del congreso, la deshidratación se define como el segundo factor más común de comorbilidad y representa un importante problema de salud pública que conlleva una significativa carga económica.

Con respecto a la práctica deportiva, el documento establece que las pérdidas de agua y electrolitos afectan negativamente a las habilidades deportivas. Por ello, a juicio de los expertos, resulta necesario que los deportistas mantengan un adecuado nivel de hidratación mediante el consumo de un volumen óptimo de líquidos antes, durante y después del ejercicio físico, evitando así además los riesgos para la salud asociados al desequilibro electrolítico, especialmente en ambientes calurosos.

Igualmente, el texto apunta que las guías alimentarias y de hidratación deberían estar basadas en requerimientos diarios, particularmente en cuanto al aspectos como la edad, el género y los cambios ambientales.

Del mismo modo, las conclusiones del II Congreso Internacional de Hidratación recogen otros aspectos y avances científicos relacionados con la metodología de medición del estado de hidratación de la población, la retención de líquidos así como diferentes estudios científicos que muestran cómo la ingesta deficiente de agua y otros líquidos afecta a la estructura del cerebro y sus funciones y, probablemente, al rendimiento cognitivo, especialmente cuando entran en juego habilidades motoras.

"Un estado adecuado de hidratación podría ayudar a mejorar el estado de ánimo, la atención y la concentración mental. Igualmente, algunos estudios científicos han mostrado ciertos marcadores genéticos asociados con mayores necesidades de líquido. Se trata de estudios genómicos en estadios iniciales pero se espera que las nuevas investigaciones puedan proporcionar información valiosa para la realización de recomendaciones individuales", ha argumentado el presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación (AEN), Lluís Serra-Majem.

Finalmente, la revista científica incluye también los 'abstracts' de las 12 mejores comunicaciones orales y 'posters' presentados a lo largo del congreso. "Se trata sin duda de trabajos científicos de alto nivel e imprescindibles para continuar profundizando en la relevancia de la hidratación en el bienestar. En la actualidad disponemos ya de mucha información, pero se trata de un campo de investigación nutricional relativamente nuevo que necesita un desarrollo mayor", ha zanjado el profesor de la Universidad de Navarra, Javier Aranceta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter