La Eurocámara pide normas comunes para garantizar seguridad de más materiales en contacto con alimentos

Línea de producción de los nuevos envases 1,5 litros de Leche Covap
EUROPA PRESS/COVAP
Publicado 06/10/2016 17:02:05CET

BRUSELAS, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Eurocámara ha reclamado este jueves normas a nivel europeo para garantizar la seguridad de más materiales en contactos con alimentos como los utilizados, por ejemplo, en empaquetados, utensilios de cocina o vajillas, dado que sólo una minoría de materiales --plástico o cerámica, entre ellos-- han sido sometidos a pruebas para descartar su nocividad para la salud humana.

Sólo cuatro de los 17 materiales en contacto con alimentos cubiertos en la lista de la UE -plásticos, cerámicas, celulosa regenerada y los materiales activos e inteligentes--están sujetos a medidas de seguridad específicas a nivel europeo en la actualidad y, el resto, a discreción nacional.

Los eurodiputados han reclamado ampliar las medidas específicas armonizadas que se exigen a estos cuatro materiales para garantizar su seguridad a otros como el papel, la pizarra, los esmaltes y revestimientos, así como los metales y aleaciones y las tintas de impresión y adhesivos.

El traspaso de químicos de materiales en contacto con los alimentos a éstos mismos puede plantear un peligro para la salud humana o cambiar la composición de los alimentos, han esgrimido los eurodiputados en un informe no vinculante aprobado este jueves por 559 votos a favor, 31 en contra y 26 abstenciones.

La eurodiputada autora del informe votado, la socialista danesa Christel Schaldemose, ha justificado que la UE revise su legislación actual y se introduzcan normas armonizadas a la luz de los estudios que apuntan a "problemas de salud provocados por lo que hay en los empaquetamientos" y porque "la seguridad alimentaria debe ser la misma en toda la UE".

Así, ha lamentado que "la falta de normas armonizadas causa problemas para los consumidores, las compañías y las autoridades" y se traduce en que "algunos países tienen estándares (de seguridad) elevados, otros bajos".

Un estudio encargado por la Eurocámara pone de relieve que no se han evaluado los efectos de varias sustancias presentes en materiales en contacto con alimentos, especialmente las impurezas de los materiales acabados y las posibles reacciones químicas y aduce que la falta de normas armonizadas va en detrimento de la salud pública y la protección medioambiental.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter