Presente en el vino o el chocolate negro

Las dietas ricas en resveratrol no logran reducir las muertes

Actualizado 13/05/2014 19:02:55 CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio que se publica en 'JAMA Internal Medicine' sobre los italianos que consumen una dieta rica en resveratrol, un compuesto que se encuentra en el vino tinto, el chocolate negro y las moras, las bayas o las uvas, detectó que no viven más tiempo y que tienen las mismas probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares o cáncer que los que comen o beben pequeñas cantidades de ese antioxidante.

   "La historia del resveratrol resulta ser otro caso en el que se da un montón de publicidad sobre los beneficios para la salud que no pasan la prueba del tiempo", dice el director del estudio, Richard D. Semba, profesor de Oftalmología de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos. "La idea era que ciertos alimentos son buenos porque contienen resveratrol. No vimos este resultado en absoluto", agrega.

   A pesar de los hallazgos negativos, Semba reconoce que los estudios han demostrado que el consumo de vino tinto, chocolate negro y bayas hace reducir la inflamación en algunas personas y parece proteger el corazón. "Los beneficios, si están allí, deben proceder de otros polifenoles o sustancias que se encuentran en esos productos alimenticios", argumenta.

   Según este experto, se trata de alimentos "complejos" y todo lo que los autores vieron en este estudio es que probablemente los beneficios no se deben al resveratrol. El nuevo trabajo no incluyó a personas que toman suplementos de resveratrol, aunque pocos estudios hasta la fecha poseen beneficios que se encuentran asociados a los mismos.

   Semba es parte de un equipo internacional de investigadores que durante 15 años ha estudiado los efectos de la edad en un grupo de personas que viven en la región italiana de Chianti. Para este trabajo, los científicos analizaron muestras de orina de 24 horas de 783 personas mayores de 65 años para analizar los metabolitos de resveratrol.

   Tras tener en cuenta factores como la edad y el género, las personas con mayor concentración de metabolitos de resveratrol no eran menos propensas a morir por cualquier causa que aquellas sin resveratrol detectada en la orina. La concentración de este compuesto no se asoció con los marcadores inflamatorios, las enfermedades cardiovasculares o las tasas de cáncer.

   Semba y sus colegas usaron la espectrometría de masas avanzada para analizar las muestras de orina. Los participantes del estudio eran un grupo aleatorio de personas que viven en la Toscana, donde el uso de suplementos es poco común, mientras que el consumo de vino tinto, una especialidad de la región, es la norma; además de que no tenían prescrita ninguna dieta.

   El resveratrol también se encuentra en relativamente grandes cantidades en uvas, cacahuetes y determinadas raíces de plantas asiáticas. El entusiasmo por sus beneficios para la salud proviene de estudios que documentan efectos antiinflamatorios en organismos inferiores y una mayor esperanza de vida en ratones alimentados con una dieta alta en calorías rica en el compuesto.

   La llamada "paradoja francesa", en la que se produce una baja incidencia de enfermedad coronaria a pesar de una alta ingesta de colesterol y grasas saturadas en Francia, se ha atribuido al consumo regular de resveratrol y otros polifenoles que se encuentran en el vino tinto.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter