Dieta vegetariana o mediterránea, ¿cuál es mejor para el corazón?

ENSALADA
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LILECHKA75
Publicado 27/02/2018 8:40:31CET

   MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Una dieta lacto-ovo-vegetariana, que incluye huevos y lácteos, pero excluye carne y pescado, y una dieta mediterránea probablemente sean igualmente efectivas para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular, según una nueva investigación que se publica en la revista 'Circulation', de la Asociación Americana del Corazón.

   Estudios previos por separado han demostrado que una dieta mediterránea reduce ciertos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, al igual que una dieta vegetariana; sin embargo, este análisis comparó los efectos de los dos patrones de alimentación.

   Los autores explican que querían evaluar si el cambio a una dieta lacto-ovo-vegetariana también sería saludable para el corazón en personas acostumbradas a comer carne y pescado. "Para evaluar mejor este problema, decidimos comparar una dieta lacto-ovo-vegetariana con una dieta mediterránea en el mismo grupo de personas", relata el autor principal Francesco Sofi, profesor de Nutrición Clínica en la Universidad de Florencia y el Hospital Universitario Careggi, en Italia.

UNA BAJA EL COLESTEROL Y LA OTRA LOS TRIGLICÉRIDOS

   El estudio incluyó a 107 participantes sanos, pero con sobrepeso, de entre 18 y 75 años, que fueron asignados aleatoriamente a seguir durante tres meses una dieta vegetariana baja en calorías, que incluía lácteos y huevos, o una dieta mediterránea baja en calorías durante tres meses. La dieta mediterránea incluía aves de corral, pescado y algunas carnes rojas, así como frutas, verduras, frijoles y granos integrales.

   Después de tres meses, los participantes cambiaron las dietas y la mayoría de los participantes pudieron mantenerse en ambas dietas. Los científicos encontraron que los participantes en cualquiera de los regímenes alimenticios perdieron alrededor de 3 libras (1,36 kilogramos) de grasa corporal; alrededor de 4 libras (1,81 kilogramos) de peso en general; y experimentaron el mismo cambio en el índice de masa corporal, una medida de peso en relación con la altura.

   Los autores dicen que detectaron dos diferencias entre las dietas que pueden ser notables. La dieta vegetariana fue más efectiva para reducir el colesterol LDL (el "malo"), mientras que la dieta mediterránea produjo una mayor reducción en los triglicéridos, cuyos niveles elevados aumentan el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

   Aun así, "el mensaje de nuestro estudio es que una dieta baja en calorías lacto-ovo-vegetariana puede ayudar a los pacientes a reducir el riesgo cardiovascular casi igual que una dieta mediterránea baja en calorías --apunta Sofi--. Las personas tienen más de una opción para una dieta saludable para el corazón".