Descubren un nuevo beneficio para la salud de comer chocolate

Comer chocolate
GETTY
Publicado 25/05/2017 7:34:42CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El consumo regular de chocolate puede estar relacionado con un menor riesgo de desarrollar la fibrilación auricular con irregularidad del ritmo cardiaco, también conocido como flutter cardiaco, según encuentra una investigación publicada en la edición digital de la revista 'Heart'. Las asociaciones más fuertes eran para la ingesta de una porción semanal en el caso de las mujeres y entre dos y seis porciones semanales en los hombres.

La fibrilación auricular afecta a más de 33 millones de personas en todo el mundo, con uno de cada cuatro adultos con probabilidad de desarrollarla en algún momento durante el curso de la vida. No está claro exactamente qué la causa, pero actualmente no hay cura y tampoco hay agentes obvios para su prevención. Como el consumo regular de chocolate, particularmente de chocolate negro, se ha relacionado con mejoras en varios indicadores de la salud del corazón, los investigadores querían ver si también podría asociarse con una menor tasa de fibrilación auricular.

En la investigación participaron 55.502 (26.400 hombres y 29.100 mujeres), con edades comprendidas entre 50 y 64 años, del análisis basado en la población 'Danish Diet, Cancer and Health Study'. Los participantes proporcionaron información sobre su consumo habitual de chocolate semanal, con una porción clasificada como 1 onza (30 gramos), pero no se les pidió que especificaran qué tipo de chocolate comían. Sin embargo, la mayor parte del chocolate que se consume en Dinamarca es chocolate con leche (con un mínimo de 30 por ciento de cacao sólido).

Se obtuvo información sobre los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca, la dieta y el estilo de vida --aproximadamente uno de cada tres fumaba-- cuando se reclutó a los participantes en el estudio y luego se siguió su estado de salud utilizando datos del registro nacional sobre episodios de tratamiento hospitalario y muertes. Aquellos que estaban en el extremo más alto del consumo de chocolate tendían a consumir más calorías diarias, con una mayor proporción de ellas procedentes del chocolate, y a tener mayor formación que aquellos en el extremo inferior de la escala.

Durante el periodo de seguimiento, durante un promedio de 13,5 años, se diagnosticaron 3.346 nuevos casos de fibrilación auricular. Después de explicar otros factores relacionados con las enfermedades del corazón, la tasa de fibrilación auricular recién diagnosticada fue un 10 por ciento más baja para quienes ingerían entre una y tres porciones de chocolate al mes que para los que tomaban menos de una porción al mes.

Esta diferencia fue también evidente en otros niveles de consumo: 17 por ciento más bajo para una porción semanal; 20 por ciento menos para de dos a seis porciones semanales; y 14 por ciento menos para una o más porciones diarias. Cuando se analizaron los datos por sexo, la incidencia de fibrilación auricular fue menor entre las mujeres que entre los hombres independientemente de la ingesta, pero las vinculaciones entre mayor ingesta de chocolate y menor riesgo de flutter cardiaco se mantuvieron incluso después de explicar factores potencialmente influyentes.

DIFERENCIAS POR SEXOS

La asociación más fuerte para las mujeres parecía ser una porción semanal de chocolate (21 por ciento menos de riesgo), mientras que para los hombres, era de dos a seis porciones semanales (23 por ciento menos riesgo). Se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre la causa y el efecto.

A los que se les añade leche pueden tener niveles más bajos de los compuestos beneficiosos en el chocolate que se cree tienen un papel en las relaciones favorables encontradas entre el chocolate y la salud cardiaca. Además, más a menudo, el chocolate se come en productos altos en calorías que contienen grasa y azúcar, que generalmente no se consideran buenos para la salud del corazón.

Pero los investigadores, miembros del Departamento de Epidemiología de la Escuald e Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, señalan: "A pesar del hecho de que la mayor parte del chocolate consumido en nuestra muestra probablemente contenía concentraciones relativamente bajas de los ingredientes potencialmente protectores, todavía observamos una fuerte asociación estadísticamente significativa".

Sin embargo, un editorial vinculado de médicos del Centro Duque de Fibrilación Atrial en Carolina del Norte, Estados Unidos, destacan que los comedores de chocolate en el estudio eran más saludables y tenían elevados niveles de formación --factores asociados con una mejor salud general-- que podrían haber influido en los hallazgos.

Además, los investigadores no pudieron tener en cuenta otros factores de riesgo de fibrilación auricular, como la enfermedad renal y problemas respiratorios nocturnos (apnea del sueño). Y el estudio incluyó sólo casos diagnosticados de fibrilación auricular, lo que hace difícil determinar si el chocolate está relacionado con un menor riesgo de fibrilación auricular o sólo con síntomas evidentes, sugieren los editorialistas.

Por último, los niveles de sólidos de cacao varían en diferentes partes del mundo, por lo que los resultados podrían no aplicarse en países con niveles más bajos, añaden, reconociendo también que los hallazgos son "interesantes y merecen una mayor consideración, dada la importancia de identificar estrategias eficaces de prevención de la fibrilación auricular".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter