Investigación

Comer pescado en el embarazo no aumenta el riesgo de autismo en los hijos

Pescado
PIXABAY - Archivo
Publicado 27/05/2018 8:25:33CET

   MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   Comer pescado durante el embarazo no aumenta el riesgo de autismo en los hijos, según han demostrado un equipo de científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) tras analizar las muestras de sangre y el consumo de estos producidos en unas 4.500 mujeres, además de los signos de autismo de sus hijos.

   De hecho, lo único que observaron en el trabajo, y que ha sido publicado en la revista 'Molecular Autism', es que los hijos cuyas madres no habían consumido ningún tipo de pescado durante el embarazo tenían déficits en la cognición social.

   "Nuestros hallazgos refrendan la seguridad de comer pescado durante el embarazo. No hemos encontrado ninguna evidencia que respalde las afirmaciones de que el mercurio está involucrado en el desarrollo del autismo o de rasgos autistas", ha comentado el autor principal de la investigación, Jean Golding.

   Así se ha pronunciado también la científica Caroline Taylor que, aunque no ha participado en este trabajo, ha asegurado que los beneficios que el pescado aporta a la salud, por sus nutrientes como la vitamina D, los ácidos Omega-3, el selenio y el yodo, "superan" que puede ocasionar el mercurio.

   "Damos la bienvenida a todas las investigaciones que mejoran nuestra comprensión del autismo. Este es un estudio sólido que confirma lo que la investigación anterior ha encontrado: es un mito que los niveles altos de mercurio en las madres embarazadas causan autismo", ha zanjado la directora del Centro para el Autismo de la Sociedad Nacional de Autismo, Carol Povey.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.