TRASTORNO DIGESTIVO QUE PUEDE SER GRAVE

Comer más carne roja parece elevar el riesgo de diverticulitis

Chuleta, carne, barbacoa
PIXABAY
Publicado 11/01/2017 12:53:53CET

NUEVA YORK, 11 Ene. (Reuters/EP) -

Investigadores del Hospital General de Massachusetts en Boston (Estados Unidos) han descubierto que los hombres que comen mucha carne roja tienen mucho más riesgo de sufrir diverticulitis, un trastorno digestivo que se caracteriza por la formación de pequeñas bolsas en la pared intestinal.

El estudio, publicado en la revista 'Gut', se basó en el análisis durante más de dos décadas de datos de más de 46.000 hombres y, en concreto, vieron que el consumo habitual de carne roja elevaba hasta un 58 por ciento el riesgo de sufrir diverticulitis, en comparación con quienes comen más pollo o pescado.

"Investigaciones previas han demostrado que una dieta alta en fibra se asocia con un menor riesgo de diverticulitis, pero el papel de otros factores alimenticios no estaba bien estudiado", ha reconocido Andrew Chan, autor de la investigación.

Este trastorno causa más de 200.000 hospitalizaciones al año en Estados Unidos y conllevan un gasto sanitario de más de 2.000 millones de dólares, unos 1.900 millones de euros. Además, los investigadores reconocen que en los últimos años se ha producido un aumento de casos por causas todavía desconocidas, aunque piensan que podía deberse al tabaquismo, la obesidad o el uso de ciertos analgésicos sin receta conocidos como antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Aunque puede tratarse a menudo con una dieta líquida o baja en fibra, los casos más graves pueden requerir un ingreso hospitalario e incluso cirugía para corregir complicaciones como perforaciones en la pared intestinal.

Los participantes en el estudio tenían entre 40 y 75 años cuando se incorporaron al estudio, que duró entre 1986 y 2012. Cada cuatro años se les preguntó por su consumo de carne roja, aves y pescado el año anterior. Se les dieron nueve opciones, que iban desde 'nunca' o 'menos de una vez al mes' hasta 'más de seis veces al día'.

Durante el período de estudio, 764 hombres desarrollaron diverticulitis. Las personas que comían más carne roja también presentaban un mayor consumo de tabaco y de AINE, al tiempo que su dieta tenía menos contenido de fibra y realizaban menos actividad física.

Pero después de distinguir entre estos otros factores que pueden influir en el riesgo de diverticulitis, vieron que la carne roja todavía estaba asociada con mayores probabilidades de desarrollar el trastorno intestinal. De hecho, cada porción diaria de carne roja se asoció con un aumento del riesgo del 18 por ciento, según el estudio.

Y un análisis más detallado reveló que la carne sin procesar de ternera, cerdo o cordero se asoció a un mayor riesgo que otras ya procesadas como el bacon o las salchichas.

Además, es posible que las temperaturas de cocción más altas para preparar la carne puedan influir en la composición de las bacterias en el intestino o en la actividad inflamatoria, aunque la razón exacta del mayor riesgo asociado a estos alimentos es desconocida.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter