La bacteria 'Clostridium difficile' podría propagarse a través de la distribución de alimentos

Clostridium botulinum, tóxina botulínica
WIKIMEDIA/CDC
Publicado 11/05/2017 7:44:46CET

   MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

   Los alimentos deben investigarse como una fuente potencial de propagación de 'Clostridium difficile' ('C. Difficile'), según una investigación presentada en el 27º Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID, por sus siglas en inglés). 'C. Difficile' causa infecciones intestinales, con especial peligro para los pacientes de edad avanzada, y como es resistente a los antibióticos de uso común, puede surgir en pacientes que ya están siendo tratados en el hospital por enfermedades no relacionadas.

   Esta nueva investigación utilizó huellas de ADN para examinar qué tipos particulares de bacterias estaban causando infecciones en los pacientes y cómo de ampliamente se distribuyen en Europa. Algunas cepas se encontraron agrupadas dentro de un país en particular, lo que sugiere que posiblemente se pasaron en el entorno hospitalario, una vía de transmisión bien reconocida. Sin embargo, como algunas otras cepas se encontraron dispersas en varios países, esto añade peso a la idea de que 'C. Difficile' también podría transmitirse a través de nuestros alimentos.

   El doctor David Eyre, profesor clínico en la Universidad de Oxford, Reino Unido, y responsable de presentar el trabajo, señala: "Sabemos que 'C. Difficile' vive en el intestino en una pequeña proporción de personas sanas, donde no produce síntomas, pero su resistencia a los antibióticos significa que puede crecer incontrolablemente en los pacientes tratados con fármacos, causando diarrea que puede ser grave o, incluso, fatal. Es la causa más frecuente de diarrea infecciosa en pacientes hospitalizados y el aumento en el uso de antibióticos ha permitido que 'C. Difficile' se disperse más eficazmente.

   "Se ha dedicado mucho esfuerzo a controlar su propagación, incluyendo las intervenciones de control de infecciones, como las campañas de lavado de manos, y la reducción del uso de antibióticos que pueden conducir a la infección. A pesar de estas medidas, las personas siguen adquiriendo infecciones de 'C. Difficile' y las vías de transmisión no se comprenden completamente". Otras fuentes de transmisión que se han sugerido incluyen pacientes asintomáticos, niños --que portan 'C. Difficile' más comúnmente que adultos'- y animales domésticos y de granja.

ALGUNOS TIPOS DE 'C. DIFIFICILE' SE EXTENDIERON POR VARIOS PAÍSES

   La nueva investigación incluyó todas las muestras de heces presentadas en un día en verano y un día en invierno en 2012/2013 en 482 hospitales europeos. El doctor Eyre y su equipo seleccionaron los diez tipos más comunes de 'C. Difficile' encontrados en las muestras. En cada caso, se utilizaron huellas de ADN para examinar la expansión del tipo en los países y entre países.

   "Sabemos que la infección por 'C. Difficile' puede propagarse dentro de los hospitales. Si ésta es la única vía de transmisión, esperaríamos ver cada tipo de bacteria concentrada dentro de un área. Sin embargo, vimos tipos que se extendieron por varios países, lo que sugiere que las bacterias están moviéndose por otros medios", explicó Eyre en el Congreso.

   La investigación indicó que cinco de los tipos estaban agrupados dentro de los países, mientras que otros cinco no lo estaban. Un tipo, por ejemplo, se encontró en Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, Rumania, Eslovaquia, España, Suecia y Reino Unido; mientras otro tipo previamente asociado con la cría de cerdos se extendió por Austria, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal, España y Reino Unido,

   "No sabemos mucho acerca de cómo se podría propagar 'C. Difficile' en la cadena alimenticia, pero esta investigación sugiere que puede estar muy extendida. Si eso resulta ser así, entonces debemos centrarnos en algunas estrategias preventivas nuevas, como la vacunación en seres humanos una vez que esto sea posible, o podríamos necesitar mirar nuestro uso de fertilizantes animales en cultivos", plantea este experto.

   "Este estudio no nos da ninguna respuesta definitiva, pero sugiere que otros factores están en juego en la propagación de 'C. Difficile' y que es necesario realizar más investigación de manera urgente para fijarlos". Para investigar más a fondo, Eyre espera repetir el estudio, pero, al mismo tiempo, obtener muestras de los alimentos, el ambiente más amplio y de los hospitales, para comprender mejor dónde está la fuente de infección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter