Recomendaciones de la FEC

Austria, Finlandia, Bulgaria, Bélgica y España, entre los países con las tradiciones navideñas más cardiosaludables

Actualizado 07/10/2014 6:44:29 CET
Uvas
Foto: EUROPA PRESS/REMITIDO

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La celebración de la Navidad suele ser sinónimo de un consumo excesivo de grasas y alcohol, sin embargo la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que en estas fiestas también hay tradiciones saludables, es el caso de las celebraciones de algunos países europeos como Austria, Italia, Bulgaria, Bélgica y España, donde mantienen tradiciones cardiosaludables.

   En Austria el año se despide a ritmo de vals; en Finlandia el día de Nochebuena acuden a la sauna para llegar a la cena totalmente renovados; en Bulgaria la cena de fin de año consta de nueve platos, los cuales no pueden contener ni carne, ni grasas, ni lácteos; los belgas, por su parte, tienen por costumbre practicar deporte; mientras que en España las doce uvas que acompañan el último minuto del año mejoran el flujo sanguíneo, disminuye la formación de plaquetas y proporciona una mayor protección contra el colesterol LDL.

   Además países como Italia invitan a degustar un buen plato de lentejas que, con su vitamina B9 disminuyen la posibilidad de presentar enfermedades cardiovasculares; mientras que Croacia se encuentra una de las costumbres más antiguas y más saludables de la Navidad, ya que desde 1890 decoran el árbol navideño con frutas, nueces y almendras doradas, que después se deberán consumir, y que simbolizan la fuerza de la vida en contraposición a la apagada naturaleza invernal.

    Por otro lado, recuerdan que en centro de Europa tiene por costumbre beber Glühwein, un vino tinto caliente con especias de origen alemán que se toma para calentar el cuerpo mientras se pasea por los famosos mercados navideños.

   La FEC aconseja disfrutar con moderación durante los días festivos de Navidad e intentar mantener los hábitos alimentarios seguidos a lo largo del año, ya que "en estas fechas en las que cambian las rutinas y el corazón se somete a emociones y tensiones suplementarias, se tiene que procurar no abusar de alimentos ricos en grasas que aumenten los niveles de colesterol", afirma el presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), el doctor Leandro Plaza.

   Además, añade, "las personas con enfermedades cardiovasculares crónicas deben prestar especial atención a su dieta durante las Navidades y ajustar su alimentación a productos específicos, evitando aquellos que no pueden comer el resto del año y sin dejarse llevar por los excesos de la festividad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter