Así meriendan los españoles

Una persona merienda al aire libre
FLICKR
Publicado 04/07/2018 13:30:48CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más del 60 por ciento de los adultos no merienda diariamente porque, en un 40 por ciento, consideran que la merienda sólo es recomendable para niños y adolescentes; en un 12 por ciento no lo hacen por miedo a engordar, y en un 72 por ciento creen que la merienda sólo es un complemento para quien no ha comido bien al mediodía, tal y como se plasma en el III Estudio Lidl-'5 al día' referido a los hábitos de la merienda en España.

El estudio, realizado a 5.039 personas de 18 a 74 años, se ha hecho público este miércoles en la presentación de la iniciativa itinerante 'Plan Merienda' de ambas entidades, puesta en marcha con el objetivo de educar a niños y adolescentes en la adquisición de hábitos de vida saludable. La campaña, apadrinada por el exseleccionador de fútbol, Vicente del Bosque, y el portero del Celta de Vigo, Rubén Blanco, consta de un autobús que prevé visitar 60 ciudades en ocho meses y llegar a 40.000 personas.

Además, el informe añade que, del 39 por ciento de adultos que merienda, apenas un 19 por ciento de ellos lo planifica y el 14 por ciento de ellos incluye en la merienda fruta fresca, aunque el 81 por ciento de los españoles considera que una merienda equilibrada debe incluirlas.

"La fruta es la gran desaparecida de las meriendas, a pesar de ser un momento excelente para incorporar una pieza", ha especificado el presidente de '5 al día', Joaquín Rey.

Por otra parte, un 25 por ciento de los adultos que meriendan come pan o cereales integrales, frente al 53 por ciento que cree que una merienda equilibrada debe contenerlos. Los lácteos desnatados sitúan su porcentaje de consumo durante esta comida en un 32 por ciento, mientras que es el 59 por ciento el porcentaje que los considera para una merienda completa, y un 25 por ciento merienda embutidos.

Sólo ingieren hortalizas, huevos y pescados en conserva un 4, 2 y 3 por ciento respectivamente. En el caso de los pescados en conserva, como el atún o las sardinas, se consideran por los expertos como una opción práctica y muy saludable, ya que son fuente de vitaminas A, B y D y contienen omega 3.

Una circunstancia clara que arroja el estudio es que, a mayor edad, menos se merienda. Así, el 95 por ciento de los niños merienda cada día, porcentaje que cae hasta el 78 por ciento cuando se habla de adolescentes.

La merienda para los niños resulta conveniente para "realizar un aprovisionamiento adecuado de energía cada dos o tres horas, siempre que se incluyan alimentos adecuados, distribuyendo de manera correcta las comidas y evitando largos períodos de ayuno", ha explicado el dietias miembro del comité de expertos de la iniciativa, el doctor Ramón de Cangas.

Sin embargo, los alimentos que consumen a esta hora no cumplen los estándares de una merienda sana y equilibrada. El 58 por ciento de los niños que meriendan incluyen fruta fresca en la comida, frente al 38 por ciento de adolescentes que lo hace. Además, sólo el 3 por ciento de niños y adolescentes merienda hortalizas.

Por otra parte, el 25 por ciento, tanto de niños como de adolescentes, consume bollería y dulces industriales, hábito poco "adecuado" según Rey por los problemas futuros que desencadena un consumo excesivo de azúcar, como diabetes o problemas cardivasculares.

SEDENTARISMO Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

La campaña se ocupa también de la realización de ejercicio físico como uno de los pilares que constituyen unos hábitos de vida saludable. Sin embargo, el informe concluye que el 44 por ciento de los españoles reconoce llevar una vida muy sedentaria, un 65 por ciento reconoce hacer poco o ningún ejercicio físico y sólo el 14 por ciento de los españoles dedica más de cinco horas semanales a hacer deporte.

En el caso de los niños, el informe también arroja el dato de que el 96 por ciento de los niños tienen el hábito de merendar delante de una pantalla, -televisión, tableta, 'smartphone-, calificadas por Rey como "la pandemia del siglo XXI". De hecho, un 36 por ciento de ellos dedica entre una y dos horas a estar con el móvil, aunque los niños dediquen la tarde a actividades extraescolares o a jugar en el parque.

El 89 por ciento de los adolescentes merienda de igual manera delante de una pantalla y un 50 por ciento dedica entre una y dos horas a estar con el móvil durante las tardes y un 27 por ciento reconoce hacerlo más de tres horas.