Estudio publicado en 'The Lancet Oncology'

La radioterapia dirigida para el cáncer de mama ofrece una "buena" calidad de vida y menos efectos secundarios

Cáncer de mama
IRB BARCELONA/SINC - Archivo
Publicado 23/04/2018 18:13:15CET

   MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La radioterapia dirigida para el cáncer de mama ofrece una "buena" calidad de vida y menos efectos secundarios, según un estudio realizado por expertos del Hospital Universitario de Würzburg (Alemania) y que ha sido publicado en 'The Lancet Oncology'.

   En concreto, los científicos analizaron un tratamiento de radioterapia denominado irradiación parcial acelerada de la mama, el cual utiliza tubos pequeños para administrar una dosis más alta de radioterapia directamente en el tumor y durante menos tiempo.

   "Este tratamiento es una buena opción para las mujeres con cáncer de mama temprano, especialmente aquellas que podrían tener problemas con el programa de radioterapia tradicional de tres a seis semanas", han detallado los investigadores, tras analizar a más de 600 mujeres tratadas en 16 hospitales de toda Europa y que se habían sometido a una cirugía para extirpar un tumor en fases tempranas.

   Alrededor de la mitad de las mujeres recibió radioterapia total en los senos, mientras que la otra mitad recibió el tratamiento acelerado de irradiación mamaria parcial. "Este tratamiento se centra únicamente en el área de la mama donde se ha extirpado el tumor, por lo que ofrece una serie de ventajas. Nos permite administrar una mayor dosis de radiación a un área más pequeña, lo que significa que el curso de el tratamiento se acorta de tres a seis semanas a una semana o menos. También hace que sea más fácil evitar la radiación innecesaria a otras partes del cuerpo, como el corazón y los pulmones", han dicho los expertos.

   Sin embargo, prosiguen, en comparación con la radioterapia externa, este es un tratamiento más invasivo, por lo que el objetivo era ver cómo afectaba la calidad de vida de las mujeres y sus síntomas, tanto cuando son tratadas como a largo plazo. De esta forma, y tras preguntar a las mujeres, comprobaron que la calidad de vida de las mujeres era igual de buena en ambos grupos y que, incluso, permaneció así durante los cinco años.

   Asimismo, los síntomas de la hinchazón y el dolor de los senos, y los problemas de la piel de la mama fueron peores en las mujeres tratadas con radioterapia total de la mama, especialmente inmediatamente después del tratamiento y tres meses después.

   Ahora, los investigadores planean un seguimiento de diez años de mujeres en el ensayo para ver si la calidad de vida sigue siendo buena y para ver si hay alguna diferencia en la recurrencia del cáncer entre los dos tratamientos.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.