Pionero en la sanidad pública

Un programa piloto aumenta el 30% los tratamientos de fecundación 'in vitro'

Programa pionero de tratamientos de reproducción asistida
Foto: FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ/ IDCSALUD
Actualizado 16/02/2015 16:53:57 CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (HUFJD) ha puesto en marcha el 'Programa de Valoración No Presencial del Paciente Infértil', que en los tres meses que lleva funcionando ha permitido aumentar un 30 por ciento los tratamientos de reproducción asistida con fecundación 'in vitro'.

   "El programa supone un incremento del número de pacientes diagnosticados y tratados sin necesidad de aumentar el número de consultas totales del paciente, y todo ello manteniendo unas tasas óptimas de gestación del 40 por ciento por ciclo de FIV", ha señalado la jefa de la Unidad de Reproducción Asistida del HUFJD, la doctora Corazón Hernández Rodríguez.

   Este proyecto pionero en la sanidad pública cuenta con la participación de otros tres centros sanitarios: el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, el Hospital Infanta Elena de Valdemoro y el Hospital General de Villalba, y ha sido presentado este fin de semana en Guadalajara en el marco de la I Jornada de Medicina Reproductiva IDCsalud.

   Para conseguir estos resultados se utiliza el entorno 'on line' con el fin de evitar las consultas presenciales cuando realmente no son necesarias. Así, una vez inscrita la persona que quiere iniciar un tratamiento en el 'Portal del Paciente', el trámite de la petición y la valoración previa de la inclusión de la pareja en el proceso se solventa en el mismo acto.

   Acto seguido se recopila la información necesaria (historia clínica, antecedentes familiares, hábitos profesionales nocivos, etcétera) con antelación y a través de mecanismos no presenciales para hacer posible una primera evaluación no presencial y gestionar las pruebas diagnósticas necesarias para la primera consulta presencial. De esta forma a la primera cita presencial el paciente llega ya con las pruebas complementarias (estudio hormonal, bioquímica, serología, consejo genético, etcétera) realizadas para iniciar el tratamiento.

   Una vez iniciados los ciclos de reproducción, el programa permite monitorizar el proceso a través de los resultados de las pruebas de seguimiento y realizar en su caso cambios en el tratamiento de forma no presencial.

   "Todo ello se traduce en que podemos desarrollar más procesos de reproducción en paralelo, reducir el tiempo de espera hasta el primer tratamiento de forma notable, así como el número total de consultas, y todo ello manteniendo nuestras tasas de éxito", ha agregado la doctora Hernández.

   Además, el programa, al que también se pueden acoger directamente pacientes a través de los centros de Atención Primaria de las áreas de los citados hospitales, trata de paliar un problema que afecta a la inmensa mayoría de las parejas con problemas de fertilidad: la ansiedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter