Consejos para cuidarlo

El pecho, uno de los grandes perjudicados en la menopausia

Señora, escote, bañador, playa, mayor, menopausia
GETTY
Publicado 23/07/2016 8:59:48CET

   MADRID, 23 Jul. (EDIZIONES) -

   Se considera que una mujer ha entrado en la menopausia cuando deja de tener su ciclo menstrual regular, lo que indica que su fase reproductiva ha terminado y que su organismo comienza lentamente a producir una menor cantidad de estrógenos y progesterona.

   Un hecho que sucede entre los 45 y 55 años de edad y que afecta de manera especial al pecho. Y es que, mientras que a los 30 años el tejido glandular predomina sobre el tejido graso en una proporción aproximada de 90/10, a los 50 años suele ser 50/50, y cuando ya está establecida la menopausia el tejido glandular es de 20-25 por ciento y un 80-75 por ciento de grasa.

   "Los cambios en la mama se deben, principalmente, a la pérdida del ritmo cíclico de las reglas. Las mamas responden a las órdenes de las hormonas ováricas, aumentando y disminuyendo de volumen a destiempo", ha comentado la doctora e inventora del sujetador antiarrugas 'NightBra', Elisa Fernández.

   Además, muchas mujeres se quejan de dolor de mama en esta etapa, siendo los ovarios los "culpables". En este sentido, la doctora Fernández ha asegurado que es un dolor pasajero y que hay cremas especiales tanto para deshinchar las mamas como para evitar el dolor.

COMBATIR LA MASA MUSCULAR DEL PECHO

   Del mismo modo, la experta ha recomendado hacer ejercicios que trabajen los pectorales pero con moderación, por lo que ha rechazado pasar de 0 a 100 cuando se tiene entre 50 y 55 años y sí realizar una tabla específica para cada caso.

   Dicho esto, ha informado de que durante la menopausia no hay que usar un sujetador especial, sino usar el sujetador de siempre si se adapta a la parte externa de las mamas, tiene tirantes convenientemente anchos para no castigar los hombros, así como unas copas adecuadas al tamaño/peso de las mismas y a la actitud postural.

   "'NightBra' es el único sujetador que tiene acción directa sobre la espalda con uso diurno y nocturno evitando esa tendencia a doblarse ya que actúa como corrector postural. La menopausia nos recuerda que el cuerpo envejece y no sirve de nada negarlo pero la mejor manera de afrontar esta etapa es controlar la alimentación, realizar actividad física de forma regular y tomar medidas pertinentes para envejecer bien", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter