SUPONE EL 50% DE LOS DIAGNÓSTICOS POR INFECCIÓN

Más de la mitad de mujeres que padece vaginosis bacteriana no presenta síntomas

Gente paseando, paseo, caminando, andando
EUROPA PRESS
Publicado 10/07/2017 10:36:36CET

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La vaginosis bacteriana es una alteración compleja de la composición de la flora vaginal y, a pesar de que constituye hasta el 50 por ciento de los diagnósticos de infección de este tipo, es una de las menos conocidas, pues más de la mitad de las mujeres que sufren la enfermedad no presentan síntomas, según el ginecólogo del Hospital Vithas San José de Vitoria, Federico Velasco.

   La clínica de la vaginosis bacteriana consiste en la presencia de flujo blanco-grisáceo maloliente, acompañado en ocasiones de escozor genital y dolor tras la relación sexual, y por lo general no se asocia a picor, ni escozor, ni otros síntomas, ya que no hay inflamación de los tejidos, una infección que suele resolverse espontáneamente en la tercera parte de los casos y, en mayor proporción, en mujeres embarazadas, algo que hace que esta "no sea tan conocida como otras infecciones vaginales", ha subrayado el doctor Velasco.

   A pesar de que no se conoce la causa de la alteración, hay estudios que asocian la vaginosis con las relaciones y hábitos sexuales, el tabaquismo, algunos productos de higiene íntima y los métodos anticonceptivos empleados. Además, los antibióticos de amplio espectro pueden alterar el equilibrio habitual de la flora vaginal y favorecer la aparición de micosis vulvovaginal.

   Por otro lado, en cuanto a su tratamiento, el especialista ha explicado que este consiste en la aplicación local de metronidazol o clindamicina, un tratamiento "que se recomienda en toda paciente que presente síntomas de vaginosis bacteriana, así como en aquellas pacientes embarazadas o programadas para cirugía ginecológica, aunque sean asintomáticas".

   Aplicando este tratamiento, la infección desaparece en un gran porcentaje de los casos, aunque puede repetirse en ocasiones debido a que se trata de un proceso en el que influyen factores hormonales, inmunológicos, genéticos, raciales, sexuales, hábitos nocivos, higiene íntima no adecuada y otros.

   El doctor Velasco también ha destacado que, a pesar de que los estudios médicos no han obtenido un resultado concluyente, no tiene por qué considerarse contraproducente, ya que este "contiene una elevada población de lactobacilo acidófilo, que es el principal componente de la flora vaginal y podría restaurar el equilibrio habitual de dicha flora".

Últimas noticias de salud
Más noticias
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter