Más de la mitad de las mujeres con enfermedad reumática crónica retrasa su maternidad

Soledad, mujer sola, mirar, ocultarse, cotillear
GETTY IMAGES / MARTIN-DM
Actualizado 15/06/2018 12:13:13 CET

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El 54 por ciento de las mujeres que padecen una enfermedad reumática crónica retrasa su maternidad y, además, la mayoría constata una falta de información y orientación respecto a sus opciones para ser madres, según se desprende la encuesta 'Miedos y conceptos erróneos de las mujeres con enfermedad reumática crónica que quieren ser madres', realizada por la biofarmacéutica UCB y presentada en el Congreso Europeo Anual de Reumatología (EULAR 2018).

   El estudio ha sido realizado entre 1.052 mujeres en Europa, Estados Unidos y Japón, 622 de ellas con enfermedad reumática crónica, incluida artritis reumatoide, artritis psoriásica y espondiloartritis axial (EspAax), en edad fértil entre 18 y 45 años.

   Aunque se recomienda que las mujeres con estas patologías en edad fértil consulten con su equipo médico todo lo relacionado con el control de la enfermedad y la planificación familiar, menos de la mitad (el 46%) de las mujeres encuestadas visitaron a un profesional de la salud antes de quedarse embarazadas, y la mayoría de ellas (el 69%) tuvo que plantear ella misma la idea a su médico, pese a que, cada vez más, reumatólogos abogan por abordar este tema desde la primera consulta.

   La información facilitada por los profesionales sanitarios fue considerada, en general, satisfactoria, si bien algunas pacientes todavía sienten que les falta información sobre el impacto que sus decisiones acerca del tratamiento pueden tener en su embarazo (el 38%) y en la posterior lactancia (el 24%).

   Ahora bien, a nivel general, muchas mujeres de las que participaron en el estudio aseguraron que retrasaron sus planes de quedarse embarazadas o bien interrumpir su tratamiento antes de plantearse un embarazo (el 22%). Asimismo, casi la mitad (el 46%) de las que decidieron retrasar su decisión de ser madres comentó que el miedo a trasmitir la enfermedad a sus hijos fue la principal causa.

   "Los resultados de la encuesta sugieren que para algunas mujeres la decisión de retrasar el embarazo o interrumpir el tratamiento puede estar ligada a la falta de orientación e información fiable, lo que denota la gran necesidad de una mayor concienciación sobre la enfermedad y el acceso a materiales educativos fiables para ilustrar las conversaciones sobre tratamiento y planificación familiar", ha comentado la del Departamento de Reumatología del Hospital Universitario de Düsseldorf (Alemania), Rebecca Fischer-Betz.

EL 32% HA TENIDO UN CONTROL INADECUADO DE LA ENFERMEDAD

   Por otra parte, en el trabajo se ha analizado el control de la actividad de la enfermedad durante el embarazo. En este sentido, alrededor de un tercio (el 32%) de las mujeres advirtió haber tenido un control inadecuado de la enfermedad durante la gestación, mientras que el 22 por ciento indicó un empeoramiento de su dolencia.

   Determinar un plan terapéutico que sea adecuado durante la fase de planificación familiar es una decisión "compleja" que debe tomar la paciente junto al equipo médico, sin bien solo el 65 por ciento de las pacientes indicaron haber tenido un plan terapéutico consensuado entre sus diferentes profesionales de la salud.

   "Gestionar la enfermedad reumática crónica y el embarazo puede generar inseguridad en muchas mujeres. Los resultados de este estudio esperamos que sirvan para ayudar a informar mejor a las mujeres en edad fértil con estas patologías, así como a los profesionales de la salud. Nuestra meta es empoderar a las mujeres que quieren ser madres para que puedan hablar abiertamente con los profesionales de la salud sobre el manejo de su enfermedad a lo largo del embarazo, si quieren quedarse embarazadas. Este tipo de apoyo especializado para pacientes con necesidades específicas no cubiertas es la esencia del compromiso de UCB para aportar valor para el paciente", ha zanjado el jefe de Inmunología y vicepresidente ejecutivo en UCB, Emmanuel Caeymaex.