TAMBIÉN SUPONE UN IMPORTANTE AHORRO

Aumentar la lactancia materna puede salvar 800.000 vidas

Lactancia
IPGGUTENBERGUKLTD
Publicado 29/01/2016 15:03:07CET

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aumentar la lactancia materna y prolongarla al menos durante los primeros seis meses de vida del bebé podría servir para salvar 800.000 vidas en todo el mundo y supondría un ahorro de unos 300.000 millones de dólares anuales, unos 270.000 millones de euros.

   Así se desprende de los últimos datos publicados en un artículo en la revista 'The Lancet', en el que este organismo de Naciones Unidas sólo uno de cada tres menores de 6 meses se alimentan exclusivamente con leche materna, una tasa que no ha mejorado en los últimos 20 años a pesar de los importantes beneficios que tiene para las madres y sus hijos.

   De hecho, la OMS asegura que casi la mitad de las enfermedades diarreicas y un tercio de todas las infecciones respiratorias en niños de países de bajos y medianos ingresos podrían prevenirse con la lactancia materna.

   Además, los niños que son amamantados muestran mejores resultados en pruebas de inteligencia, son menos propensos a sufrir sobrepeso u obesidad y tienen menos riesgo de diabetes de adultos.

   Y en cuanto a las madres, se ha demostrado que reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama u ovario. De hecho, con las tasas actuales de lactancia materna se están evitando unos 20.000 fallecimientos por tumores mamarios, a los que se podrían sumar unos 20.000 más si la lactancia mejorara.

SIRVE PARA FORTALECER LA ECONOMÍA

   Pero más allá de la salud, en esta nueva revisión de la OMS también ofrece argumentos económicos para favorecer y proteger la lactancia materna. Así, calculan que en 2012 se ahorraron unos 300.000 millones de dólares, lo que equivaldría al 0,49 por ciento del producto interior bruto a nivel mundial.

   Además, calculan que aumentar las tasas de lactancia en bebés menores de 6 meses al 90 por ciento en Brasil, China o Estados Unidos, y al 45 por ciento en Reino Unido, podría reducir el coste del tratamiento de muchas enfermedades comunes de la infancia, como la neumonía, la diarrea o el asma. Esto supondría un ahorro de 2.450 millones en Estados Unidos, 29,5 millones en Reino Unido, 223,6 millones en China o 6 millones en Brasil.

   La OMS también reconoce que la falta de una lactancia materna óptima afecta tanto a países de bajos y altos ingresos. Menos de uno de cada 5 bebés son amamantados durante el primer año de vida en los países de altos ingresos y sólo 2 de cada 3 niños de entre 6 meses y 2 años se alimentan con lactancia materna en los países de ingresos más bajos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter