Las infecciones urinarias recurrentes afectan a un 3% de las mujeres entre 15 y 50 años

La doctora Carmen Pingarrón
QUIRÓNSALUD
Publicado 11/06/2018 17:19:20CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La doctora Carmen Pingarrón, jefa de uno de los equipos de Ginecología y Obstetricia de Hospital Quirónsalud San José, ha señalado que las infecciones urinarias de repetición, que se definen como tres episodios en los últimos 12 meses o dos episodios en el último semestre, afectan a un 3 por ciento de las mujeres entre 15 y 50 años, sobre todo debido a las relaciones sexuales y los embarazos.

Esta situación, ha recalcado la especialista en Oncología Ginecológica y Patología Mamaria, es "prácticamente inexistente" en varones de edades comprendidas entre 15 y 50 años. A partir de los 50, ha indicado, la frecuencia aumenta tanto en hombres, debido a la hipertrofia de próstata, como en mujeres, por causa de la atrofia genital que llega con la menopausia, y a los cistoceles o vejigas caídas como consecuencia de la edad y de los partos.

"Las infecciones de orina recurrentes pueden deberse a que los tratamientos antibióticos sean cortos o inadecuados, o a que haya algún factor predisponente, como la litiasis renal. Sin embargo, también intervienen factores genéticos: por ejemplo, las personas con grupos sanguíneos A y O están más protegidas frente a las infecciones de orina que las que tienen los grupos B y AB", ha explicado la experta sobre las razones que producen este tipo de infecciones.

Además, Pingarrón estima que tanto en las mujeres con un alto número de relaciones sexuales, como en las que no tienen buenos hábitos de limpieza tras la defecación, aumentan las tasas de infecciones urinarias de repetición.

En cuanto al papel de las bacterias, ha asegurado que el 90 por cientos de estas infecciones son debidas al E. Colli, seguidas de los Proteus y de los Staphylococos. "Estos gérmenes tienen unas fimbrias con las que se unen a las células y poseen también unas adhesinas que favorecen la unión de las bacterias entre sí, formando redes de bacterias tridimensionales o biopelículas, que las hace más resistentes a los antibióticos", ha detallado, recordando que, además, las bacterias "son capaces de introducirse dentro de las células de la vejiga y reproducirse dentro de ellas, estando así muy protegidas".

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.