8 de mayo: Día Mundial de Cáncer de Ovario

Expertos apuntan a la genómica como clave en la detección precoz de cada subtipo de cáncer de ovario

Publicado 05/05/2017 14:41:02CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en la VI edición del Foro de Cáncer de Ovario, organizado por PharmaMar con motivo de la celebración, este domingo, del Día Mundial de la enfermedad, han apuntado a la genómica como clave en la detección precoz de cada subtipo de este tumor.

De hecho, tal y como se ha recordado, los inhibidores de la enzima poli ADP ribosa polimerasa (iPARP) han mostrado ya un potencial significativo en el tratamiento de las pacientes con cáncer de ovario que presentan mutación del gen BRCA o déficit de recombinación homóloga (HRD), cuya identificación se derivaría de la realización de pruebas genómicas de rutina.

"Es conveniente implementar los recursos necesarios para realizar el estudio mutacional de BRCA1 y BRCA2 en pacientes con cáncer de ovario con una finalidad terapéutica inmediata, garantizando a la paciente un asesoramiento genético adecuado e integrado con el servicio de Oncología Médica", ha asegurado la doctora del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, María Jesús Rubio.

Además, dentro de las investigaciones que se están llevando a cabo en esta área se ha destacado el estudio de fase III 'INOVATYON', que evalúa la efectividad de trabectedina ('Yondelis') junto a doxorrubicina liposomal pegilada (DLP) en comparación a una combinación basada en platino en pacientes con cáncer de ovario recurrente con un intervalo libre de platino de 6 a 12 meses.

"Esta combinación de trabectedina-DLP es activa y tiene un perfil de tolerabilidad adecuado como terapia para estas pacientes, así como para aquellas que no son candidatas a recibir una terapia basada en platino", ha apostillado la experta.

Según los últimos datos ofrecidos por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la incidencia en España de esta enfermedad fue de 3.228 casos en 2015, lo que la posiciona como el sexto cáncer más prevalente y el octavo que causa más mortalidad entre las españolas.

A la relevancia de su prevalencia ha de sumarse la ausencia de síntomas, que hace que el abordaje del cáncer de ovario, una vez detectado, se enfrente a los condicionantes de un estado ya progresado en la mayoría de casos. "Es una enfermedad tan silente que la mayoría de las mujeres se encuentran en una fase avanzada de la enfermedad en el momento de diagnóstico", ha zanjado Rubio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter