El embarazo sí es seguro para mujeres con problemas del corazón

Embarazo
PIXABAY
Publicado 28/08/2018 17:39:50CET

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El embarazo es seguro "para la mayoría de las mujeres con enfermedades del corazón, pero sigue siendo demasiado arriesgado", ha declarado Jolien Roos-Hesselink, del Erasmus Medical Center, Rotterdam, Países Bajos, y uno de los principales autores de un estudió que demostró que ahora hay menos mujeres con problemas de corazón que mueren durante el embarazo que hace diez años.

"El asesoramiento previo al embarazo es crucial para identificar a las mujeres que deben ser advertidas contra el embarazo, iniciar un tratamiento oportuno, por ejemplo en aquellos con cardiopatía valvular grave, y discutir los riesgos y las opciones", ha añadido el investigador del estudio, que se presentó en el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Cardiología.

Todo ello en marco de que el embarazo tiene un gran impacto en la circulación de la madre, puesto que el corazón tiene que bombear hasta un 50 por ciento más de sangre y la frecuencia cardíaca aumenta un 10-20 por ciento, lo que puede ser un riesgo en las mujeres con problemas de corazón.

Hoy los investigadores presentan resultados de 5.739 mujeres embarazadas con enfermedad cardíaca inscritas en 138 centros en 53 países durante el año 2007 a 2018. La edad promedio de las madres fue de 29,5 años y el 45 por ciento nunca antes habían dado a luz.

Más de la mitad de las mujeres (57%) habían nacido con una malformación cardíaca (cardiopatía congénita), y la mayoría tenía una corrección quirúrgica a una edad temprana. Otros diagnósticos fueron enfermedad cardíaca valvular (29%), miocardiopatía (8%), enfermedad aórtica (4%), cardiopatía isquémica (2%) e hipertensión arterial pulmonar (1%).

En general, menos del 1 por ciento de las mujeres murió durante el embarazo o en el período postparto temprano. Las mujeres con hipertensión arterial pulmonar, lo que significa una presión arterial anormalmente alta en los pulmones, tuvieron la tasa más alta de muerte (9%). Las tasas de muerte fetal y neonatal fueron del 1 por ciento.

El parto fue por cesárea en el 44 por ciento de las mujeres, de las cuales más de un tercio fueron por motivos cardíacos (16% de todas las entregas). En cuanto a las complicaciones, la insuficiencia cardíaca, las arritmias ventriculares y supraventriculares ocurrieron en el 11 por ciento, el 2 y el 2 por ciento de las mujeres, respectivamente.

Las mujeres tenían más probabilidades de tener complicaciones durante el embarazo si tenían cualquiera de los siguientes antes del embarazo, insuficiencia cardíaca, disminución de la capacidad de ejercicio, disminución de la función de bombeo del corazón o uso de medicamentos anticoagulantes.

"Después de un aumento inicial en la mortalidad materna y nuevos diagnósticos de insuficiencia cardíaca durante el embarazo entre 2007 y 2010, estas tasas han disminuido. Esto ocurrió a pesar de la presencia de más mujeres de alto riesgo con enfermedades cardíacas incluidas en nuestro registro con el paso del tiempo", ha concluido el autor.

Contador