Según el estudio EPIC

La dieta mediterránea reduce un 6% el riesgo de sufrir cáncer de mama en mujeres post-menopáusicas

Cáncer de mama
IRB BARCELONA/SINC - Archivo
Publicado 25/04/2018 14:27:57CET

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La doctora Carmen Navarro, del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB-Arrixaca), ha presentado durante el 'I Simposio Internacional Hygeía sobre medioambiente y cáncer de mama' los resultados del estudio EPIC, entre los que destaca que la dieta mediterránea reduce en un 6 por ciento el riesgo de cáncer de mama en mujeres post-menopáusicas.

En este estudio, en el que se ha investigado sobre el papel de la dieta en el cáncer de mama, tanto analizando alimentos individualmente como grupos de alimentos o nutrientes, también se ha concluido que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de padecer este tipo de cáncer, así como el de grasa y, muy especialmente la saturada.

La doctora, sin embargo, ha matizado que, "afortunadamente", muchos alimentos muestran un efector protector como el consumo de verduras y los alimentos ricos en fibra.

En cuanto a los factores externos o ambientales, existen varios, desde la dieta hasta las radiaciones, en los que la ciencia ha establecido una asociación con una mayor probabilidad de desarrollar tumores. Según ha explicado Navarro, la alimentación se perfila como "uno de los elementos que puede contribuir a prevenir la aparición del cáncer de mama".

Respecto del alcohol o el tabaco, la doctora Ana Ruiz Casado, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, ha explicado que "aunque tradicionalmente no se han considerado causas de cáncer de mama, actualmente no hay duda de que ambos aumentan el riesgo de cáncer de mama en un 10 por ciento aproximadamente".

Ruiz Casado ha centrado su intervención en el ejercicio físico, que, según ha defendido, reduce el riesgo de padecer cáncer de mama en un 25 por ciento.

SIMPOSIO

Los factores ambientales, la alimentación o el estilo de vida pueden tener una incidencia en el desarrollo del cáncer de mama. Para conocer mejor este impacto y, por lo tanto contribuir a prevenir y a derrotar la enfermedad a través de un estilo de vida saludable, se ha celebrado en Madrid el 'I Simposio Internacional Hygeía sobre medioambiente y cáncer de mama', que cuenta con el apoyo científico de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML).

El simposio Hygeía es un evento científico internacional cuyo objetivo es profundizar en el conocimiento de las causas y el origen del cáncer de mama, así como facilitar la diseminación de los conocimientos útiles para su prevención a los profesionales de la salud, autoridades sanitarias y asociaciones de pacientes.

Coordinado por la doctora Montserrat González Estecha, del Hospital Clínico San Carlos, vicepresidenta de la FESTEM y miembro de la SEQCML; y el doctor José María Ordóñez Iriarte, Vicepresidente de SIBSA y miembro de la SESA, además de Profesor de la Universidad de Francisco de Vitoria; el simposio cuenta con el aval de 19 entidades.

El nombre del simposio, Hygeía, se debe a la diosa griega de la salud y también a una paciente de cáncer de mama, que fue quien lo propuso para bautizar esta reunión cuando comenzaba a gestarse. La organización lo ha mantenido al mismo tiempo como un homenaje póstumo a esa paciente y como "una señal de esperanza" para todas aquellas que tengan que enfrentarse a la enfermedad en un futuro.

Así, la carcinogénesis ha centrado las distintas ponencias del seminario, donde se han analizado qué factores, tanto internos como externos, pueden desencadenar la proliferación de tumores.

El encuentro también ha abordado los efectos que pueden tener para el cáncer de mama las sustancias que alteran el metabolismo y que se consideran disruptores endocrinos. Es el caso del cadmio, cuya principal fuente de exposición es el tabaco. Asimismo se han analizado los posibles riesgos de los anticonceptivos orales o los tratamientos de infertilidad.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.