¿Qué es cierto y qué no sobre los efectos secundarios del embarazo en la salud bucodental?

Embarazo, mujer madura
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / NATALIA DERIABINA
Publicado 19/04/2018 14:16:55CET

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Algunos de lo que se consideran efectos secundarios del embarazo en la salud bucodental son en realidad suposiciones que, sin peso científico, se han ido asumiendo como ciertas y se han vinculado directamente con los cambios del organismo que se producen durante la gestación.

En concreto, la mayoría de ellos están relacionados con la salud bucodental, pues las nauseas y vómitos son muy comunes durante el embarazo, según señalan desde el Consejo de Dentistas en 'Salud oral
y embarazo. Una guía práctica'.

Además, en la guía se expone que entre el 75 u 80 por ciento de las mujeres experimentan estos síntomas, fundamentalmente limitados al primer trimestre del embarazo. Una forma severa de este cuadro es la hiperémesis gravídica que afecta al 0.3-2 pro ciento de las embarazadas pudiendo llevar a una importante erosión del esmalte dentario.

Por ello, Berta Uzquiza, odontóloga responsable de la Dirección Médico-Asistencial de Sanitas Dental, ha valorado 10 de los mitos más populares en torno a la salud dental para corroborar cuáles son ciertos y cuáles no lo son.

¿QUÉ ES VERDADERO?

1. Los cambios hormonales del embarazo pueden provocar gingivitis: entre un 60 y un 75 por ciento de mujeres embarazadas padece gingivitis del embarazo, generalmente entre el tercer y octavo mes.

2. Si la madre tiene caries, el bebé también: en más de un 70 por ciento de los casos, se encuentra relación en estudios de genética bacteriana de los genotipos entre madres e hijos, convirtiendo a la madre en la mayor "donante" en la transmisión de caries.

3. Durante el embarazo son frecuentes las molestias bucodentales: debido a los cambios hormonales y vasculares, como por otros factores (vómitos, acidez, xerostomía), las mujeres embarazadas pueden presentar molestias durante la gestación.

4. Los vómitos reiterados propios del primer trimestre erosionan el esmalte de los dientes y favorece la aparición de caries: los vómitos característicos del primer trimestre así como la acidez del tercero erosionan la capa más superficial de los dientes (esmalte), abonando el terreno para la aparición de caries.

5. Las enfermedades periodontales severas pueden provocar el parto prematuro del bebé: si bien actualmente se encuentra bajo estudio el impacto que tiene la enfermedad periodontal en la incidencia de partos prematuros, la mayoría de los resultados obtenidos hasta ahora apuntan hacia esa dirección.

6. Hay que hacerse una revisión dental durante el embarazo: el segundo trimestre del embarazo es el ideal al ser el más cómodo para la paciente.

¿QUÉ ES FALSO?

1. Durante el embarazo es frecuente perder piezas dentales: la evidencia científica concluye que no se produce una pérdida de inserción del diente en el hueso salvo en casos muy concretos.

2. En el embarazo el feto absorbe el calcio de los dientes de la madre: el calcio que necesita el feto para su desarrollo procede de los alimentos que ingiere la madre y nunca de sus dientes.

3. Durante el embarazo no se puede ir al dentista: el embarazo no es una enfermedad, sino un estado fisiológico de la mujer. Durante el embarazo, la mujer experimenta una serie de cambios en su organismo que pueden conllevar la aparición de problemas en los dientes y encías, por lo que la visita al gabinete dental se hace indispensable.

4. Durante los meses de gestación no te pueden hacer una radiografía dental: el uso de radiografías en la mujer embarazada es seguro siempre que se tomen las precauciones adecuadas de protección radiológica.