Nuevo estudio

Los beneficios del piel con piel en prematuros

Prematuro, piel con piel
GETTY
Publicado 13/12/2016 8:01:39CET

   MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Dos décadas después de que un grupo de padres colombianos mostraran cómo mantener la temperatura corporal adecuada de sus bebés peligrosamente prematuros mediante el contacto continuo de piel con piel y nutrirlos a través de la lactancia materna, un nuevo estudio revela que como adultos jóvenes sus hijos siguen beneficiándose de haber sido sometidos a esta técnica conocida como 'Kangaroo Mother Care'.

   Ya como adultos jóvenes, son menos propensos a tener una conducta agresiva, impulsiva e hiperactiva en comparación con un grupo de control de contemporáneos prematuros y de bajo peso al nacer que recibieron la atención "tradicional" de estar en la incubadora. Es más probable que hayan sobrevivido hasta los 20 años, duerman mejor, estén menos estresados, sus familias estén más cohesionadas y tengan cerebros más grandes.

   Apoyado por el Gobierno de Canadá a través del programa 'Saving Brains' de 'Grand Challenges Canada', así como el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (COLCIENCIAS) de Colombia, el estudio se detalla en un artículo publicado en la revista 'Pediatrics'.

   "Este trabajo indica que 'Kangaroo Mother Care' tiene importantes efectos protectores sociales y conductuales de larga duración 20 años después de la intervención", dice la investigadora principal Nathalie Charpak, de la Fundación Kangaroo en Bogotá, Colombia. El impacto inicial de la técnica todavía estaba presente 20 años más tarde para los que comenzaron la vida siendo individuos más frágiles, dice.

   Las familias formadas para el método 'Kangaroo Mother Care' tenían más probabilidades de permanecer juntas y de ser más protectoras y con mejor nutrición, lo que se reflejaba en menor absentismo escolar de los niños, la capacidad de expresar sentimientos y la reducción de la hiperactividad, agresividad y conducta antisocial cuando los pequeños ya eran adultos jóvenes.

   "Un bebé prematuro nace en algún lugar del mundo cada dos segundos", cifra el doctor Peter A. Singer, director ejecutivo de 'Grand Challenges Canada'. "Este estudio muestra que el método canguro -'Kangaroo Mother Care' (KMC)- brinda a los bebés prematuros y de bajo peso al nacer una mejor oportunidad de prosperar", afirma. 'Kangaroo Mother Care' cuida sus cerebros y hace a los bebés prematuros y de bajo peso al nacer más saludables y ganar más peso.

15 MILLONES DE PREMATUROS AL AÑO EN EL MUNDO

   Alrededor de 15 millones de bebés prematuros nacen cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las complicaciones del parto prematuro son la principal causa de muerte entre los niños menores de 5 años, responsables de casi 1 millón de muertes en 2015. Muchos sobrevivientes se enfrentan a una vida de discapacidad, incluyendo dificultades de aprendizaje y problemas visuales y auditivos.

   Los bebés prematuros y de bajo peso al nacer generalmente requieren cuidados adicionales para evitar la enfermedad y la muerte por complicaciones secundarias prevenibles como hipotermia e infección. Éste es un problema particular en los países en desarrollo, donde las incubadoras y tecnologías similares son a menudo escasas, están sobrecargadas o son poco fiables, así como costosas.

   Un progenitor o cuidador entrenado para administrar método canguro se convierte en la incubadora de un niño y su principal fuente de alimento y estimulación. La técnica implica un contacto continuo de piel a piel entre el cuidador y el bebé, con el bebé anidado en una posición como la de un "canguro" en el pecho del cuidador tan pronto como sea posible después del nacimiento, acompañando esta técnica por la lactancia materna exclusiva.

   El método canguro también requiere y prepara a la madre y al niño para irse del hospital a casa tan pronto como sea posible, pero con un riguroso monitoreo del bebé y la madre hasta que el niño alcance 1 año de edad. La solidaridad familiar alrededor del niño frágil es un elemento clave en el éxito de la técnica de 'Kangaroo Mother Care'.

   La investigación de la Fundación Kangaroo comparó a niños de 18 a 20 años que, como bebés prematuros y de bajo peso al nacer, habían sido asignados al azar al nacer para recibir el 'Cuidado de la Madre Canguro' (KMC, por sus siglas en inglés) o el cuidado tradicional de permanecer en la incubadora hasta que pudieran mantener su propia temperatura corporal.

   Al comienzo del ensayo de control aleatorio en 1993-96, los investigadores recogieron los beneficios a corto y medio plazo del entrenamiento de KMC en la supervivencia de los bebés, el desarrollo del cerebro, la lactancia materna y la calidad de la unión madre-niño.

PROPORCIONA MENOR ABSTENTISMO ESCOLAR Y MEJOR SALARIO

   En 2012-2014, 264 de los participantes originales que pesaban menos de 1.800 gramos al nacer fueron reinscritos (61 por ciento de los niños). En cuanto a la mortalidad, la investigación encontró que KMC ofrece una protección significativa contra la muerte temprana, con una tasa de mortalidad en el grupo control (7,7 por ciento) de más del doble que la del grupo KMC (3,5 por ciento).

   La investigación también reveló que el grupo de KMC pasó cerca de un 23 por ciento más de tiempo en la etapa preescolar y tuvo menos de la mitad de la tasa de absentismo escolar en comparación con el grupo control. Como trabajadores jóvenes, sus salarios promedio por hora eran casi un 53 por ciento más altos que los del grupo de control.

   En cuanto a la familia, un mayor porcentaje de niños KMC (casi 22 por ciento) creció viviendo con ambos padres y las familias de estos niños resultaron ser más estimulantes, protectoras y dedicadas a sus hijos en comparación con las familias del grupo control.

   En relación al comportamiento, las puntuaciones de agresividad e hiperactividad fueron un 16 por ciento más bajas en el grupo de KMC, particularmente entre las madres con menos formación. La puntuación respecto a la externalización (la expresión de sentimientos, especialmente los negativos), un rasgo asociado con el riesgo de delincuencia juvenil, fracaso académico y ajuste social inadecuado, fue un 20 por ciento más baja en el grupo de KMC en promedio.

   Los padres de los niños KMC también informaron que sus hijos exhibieron menos comportamiento antisocial en comparación con los informes de los padres de los homólogos en el grupo de control. Los de KMC tenían cerebros más grandes, volúmenes significativamente mayores de materia gris total, corteza cerebral y núcleo caudado izquierdo, que desempeña un papel vital en la forma en que el cerebro aprende, específicamente relacionado con el almacenamiento y procesamiento de recuerdos.

   Las pruebas después de 20 años muestran una ventaja pequeña pero significativa (3,6 por ciento) en la inteligencia general (IQ) para los bebés prematuros del grupo de atención KMC (aquellos con un examen neurológico anormal a los 6 meses) frente a niños similares en el grupo de control.

   Charpak señala que a medida que la tecnología neonatal se vuelve más accesible en todo el mundo, se salvan más prematuros y bebés de bajo peso al nacer con menos consecuencias graves en años posteriores. "Es por eso que detectar las consecuencias 'menores' es importante -dice--. A menudo pueden pasar desapercibidos efectos menores como deficiencias cognitivas leves, falta de coordinación fina, escasa audición o visión y déficit de atención pero tienen un efecto profundo en las vidas de las familias".

   A su juicio, debe emplearse este nuevo conocimiento para ampliar la cobertura de KMC a los 18 millones de bebés prematuros y de bajo peso al nacer que nacen cada año que son candidatos a someterse a técnica. "Creemos firmemente que se trata de una intervención sanitaria potente, eficiente y con base científica basada que puede usarse en todos los entornos, desde aquellos con acceso restringido a la atención médica a aquellos con grandes recursos", dice.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter