Los avances para el éxito de la fecundación asistida

Fecundación in vitro, embrión, óvulo, FIV
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LARS NEUMANN
Publicado 06/02/2018 13:49:46CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Desde que se lograra el primer nacimiento fruto de la fecundación 'in vitro', en 1978, la técnica ha evolucionado "de una manera vertiginosa", ha señalado el director de la Clínica Margen de Granada, Jan Tesarik.

Así, los avances en endocrinologia, cultivo celular, criobiologia, micromanipulación celular y genética molecular han marcado la evolución de la fertilidad humana y de la fecundación asistida en estos últimos 40 años.

1.- ENDOCRINOLOGÍA: ESTIMULACIÓN OVÁRICA

En el campo de la endocrinologia, los avances alcanzados durante los primeros años de la fecundación 'in vitro', han sido la base de los procedimientos clínicos conocidos hoy día bajo el término 'estimulación ovárica'.

Esta técnica permite la recuperación de varios óvulos a la vez y también ha facilitado, de una manera importante, el manejo de los protocolos de reproducción asistida, sobre todo en mujeres con ciclos irregulares, además de facilitar la obtención de óvulos en casos de mujeres premenopausicas.

Actualmente se utilizan preparaciones hormonales, definidas y estandardizadas, que permiten actuar de manera personalizada para cada paciente, aumentando no sólo la cantidad sino, también, la calidad de los óvulos.

2.- CULTIVO CELULAR: ELECCIÓN DE LOS MEJORES EMBRIONES

La mejora de las técnicas de cultivo celular ha permitido alargar el tiempo durante el cual los embriones resultantes de la fecundación 'in vitro' se pueden mantener fuera del organismo materno sin comprometer su vitalidad.

Durante el cultivo prolongado se acentúa la diferencia entre la apariencia de embriones de buena calidad y los de una calidad inferior. Esto permite la evaluación más precisa de la condición de cada embrión y la selección de los mejores para ser transferidos en el útero.

Por otro lado, las técnicas de cultivo celular, adaptadas está vez a los óvulos todavía no fecundado, pueden "salvar" aquellos óvulos que no son completamente maduros pero pueden madurar correctamente en el laboratorio, ampliando así la disponibilidad de óvulos para la fecundación in vitro en el mismo ciclo de la estimulación ovárica.

3.- CRIOBIOLOGÍA; GUARDAR EMBRIONES Y ÓVULOS DE BUENA CALIDAD

Esta técnica ha cobrado relevancia con la posibilidad de obtener varios óvulos, y de formar varios embriones a la vez. La criopreservación de óvulos y embriones se ha hecho común en todas las clínicas de reproducción asistida del mundo. Actualmente se recomienda congelar óvulos no fecundados a las mujeres que ha decidido no tener niños antes de los 35 años para preservar su fertilidad en el futuro.

4.- MICROMANIPULACIÓN CELULAR: CASIS SEVEROS DE INFERTILIDAD MASCULINA

Los avances en las técnicas de micromanipulación celular han abierto una nueva dimensión a la técnica de fecundación 'in vitro'. La técnica Intra Cytoplasmic Sperm Injection (ICSI) permite tratar con éxito casos de infertilidad masculina severa, seleccionar un solo espermatozoide para inyectar en cada óvulo de la paciente, algo que no se podían solucionar con una fecundación in vitro convencional. En una línea similar, en el año 2000 se desarrolló otra técnica de micromanipulación, utilizada recientemente por un equipo estadounidense para paliar una anomalía del AND mitocondrial, conocido popularmente como el caso del 'hijo de 3 padres'.

5.- GENÉTICA MOLECULAR: DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL

El primer caso fue publicado por un grupo de investigadores de Reino Unido en el año 1990, y desde entonces la utilización del diagnóstico genético preimplantacional se ha expandido a casi todos tipos de anomalías genéticas conocidas.

Los últimos avances en la genética molecular permitirán, en un futuro no lejano, tratar los embriones afectados por diferentes anomalías genéticas para convertirlos en embriones normales, que podrán ser transferidos en el útero de la madre y dar origen al nacimiento de un niño sano.

Aunque estas técnicas no están aún lo suficientemente evaluadas para ser utilizadas, es previsible que se obtengan resultados convincentes que permitirán su aplicación clínica.

"La técnica inicial de fecundación 'in vitro', que permitía tratar sólo un pequeño grupo de pacientes, se ha ampliado progresivamente para la mayoría de casos de infertilidad. Además, su utilización actual no se limita solo a casos de infertilidad sino también a pacientes perfectamente fértiles pero con los que existe el riesgo de transmitir varios tipos de enfermedades a su descendencia", ha afirmado el doctor Jan Tesarik.