Semana Europea de la Lactancia Materna

Alimentar al bebé prematuro sólo con leche materna puede ahorrar más de 29 millones anuales al SNS

Lactancia
MEDELA
Publicado 04/10/2016 17:44:50CET

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Alimentar a los bebés prematuros exclusivamente con leche materna puede suponer un ahorro estimado de más de 29 millones de euros anuales al Sistema Nacional de Salud (SNS), según ha mostrado el estudio 'The Health economic value of feeding human milk to preterm infant', promovido por Medela, realizado por el York Health Economics Consortium (YHEC) del Reino Unido y presentado por Medela con motivo de la Semana Europea de la Lactancia Materna.

Y es que, según datos del informe 'Euro-Perisat', uno de cada 13 niños nacidos en España son bebés pretérmino, por lo que anualmente nacen en unos 28.000 niños prematuros. El ahorro de costes estimado, tomando como base las conclusiones del estudio, ascendería a 29,1 millones de euros anuales.

En concreto, del ahorro total estimado por niño, el 64,5 por ciento (670,6 euros) se aplica al periodo durante el que el niño permanece hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y el 35,5 por ciento restante (369 euros) estaría vinculado a la reducción de enfermedades a largo plazo y complicaciones tras recibir el alta hospitalaria.

Y es que, la leche materna contiene células madre, más de 130 azúcares complejos (oligosacáridos), más de 400 proteínas y es un fluido vivo que se adapta progresivamente a las necesidades del bebé. De hecho, hay evidencias científicas que demuestran que, por la composición de la leche materna y la manera sinérgica como reaccionan sus componentes, proporcionar en exclusiva este alimento a los bebés pretérmino reduce el riesgo de desarrollo de diferentes enfermedades, tanto las que afectan al periodo en el que el bebé está ingresado en la UCIN, como las que pueden desarrollar a lo largo de su vida.

En concreto, el estudio se centra en la enterocolitis necrosante (NEC), la patología digestiva adquirida más frecuente y grave en el periodo neonatal, la infección bacteriana o sepsis, el SÍndrome de muerte súbita del bebé (SIDS, por sus siglas en inglés), la leucemia infantil y enfermedades crónicas e infecciosas, como la otitis media y obesidad.

Además, compara el coste actual de tratamientos para este tipo de enfermedades en niños prematuros con el ahorro que se conseguiría proporcionando leche materna, ya que disminuye la incidencia de muchas de ellas, y analiza cómo influyen las muertes neonatales en el nivel de productividad, ya que indirectamente la muerte de un niño supone una importante pérdida de beneficios para cualquier sociedad.

ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES EN LOS BEBÉS

Y es que, las dos enfermedades que mayor incidencia presentan en bebés nacidos pretérmino ingresados en la UCIN son la enterocolitis necrosante y la sepsis, patologías que por su virulencia requieren tratamiento médico inmediato, estancia prolongada en el hospital y, en el caso de la NEC, incluso cirugía. Además, también son las patologías más relevantes para el hospital en términos de coste.

Así, en el caso de la enterocolitis, con una incidencia en niños prematuros del 2,6 por ciento, el coste para el hospital estimado por YHEC superaría los 19.000 euros por cada caso, puesto que el bebé requiere una estancia muy prolongada en el hospital (una media de 27,2 días), a lo que habría que sumar casi 2.000 euros si es necesario realizar cirugía.

En el caso de sepsis, con una incidencia del 16 por ciento y que requiere una estancia hospitalaria media de 5,9 días, el coste estimado en el estudio superaría los 4.200 euros. Sin embargo, estos costes podrían verse significativamente reducidos si el bebé pretérmino fuese alimentado con leche humana, ya que esta disminuye el riesgo de NEC y sepsis en un 86 por ciento y 12 por ciento respectivamente en comparación con la leche de fórmula.

De hecho, el estudio concluye que al alimentar al bebés con leche materna en lugar de fórmula y reducir las tasas de NEC y sepsis, el ahorro medio por cada caso podría alcanzar los 613 euros.

Por otra parte, la incidencia de enfermedades que suelen aparecer después de que el bebé prematuro reciba el alta hospitalaria disminuye notablemente si el bebé ha sido alimentado con leche materna. En concreto, las principales enfermedades asociadas suelen ser la leucemia, SIDS, otitis media y obesidad y la reducción del riesgo se sitúa en un 8,6 por ciento, 60 por ciento, 60 por ciento y 21 por ciento, respectivamente. Por lo tanto, además del ahorro de costes que supone la alimentación exclusiva con leche materna, la menor incidencia implica un beneficio para el sistema sanitario y la sociedad que se prolonga en el tiempo.

El cáncer más común en los niños es la leucemia linfoblástica aguda infantil, si bien su incidencia es muy baja, situándose en un 0,04 por ciento. Aun así, si los bebés son alimentados exclusivamente con leche materna su incidencia podría llegar a reducirse un 8,6 por ciento. Dado que la leucemia tiene unos elevados costes debido a la hospitalización, estimados en más de 130.000 euros, el ahorro económico que se produciría proporcionando leche humana a estos niños sería muy considerable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter