Y DESARROLLAR DEMENCIA

Las mujeres mayores con problemas cardiacos son más propensas a problemas de memoria

Actualizado 07/10/2014 5:49:23 CET
TERCERA EDAD, ANCIANA, VIEJA
Foto: EUROPA PRESS

NUEVA YORK, 3 Ene. (Reuters/EP) -

   Un estudio de la Universidad de Würzburg (Alemania) ha revelado que las mujeres de más de 65 años que han sufrido una enfermedad del corazón son más propensos a desarrollar problemas de memoria que quienes no tienen tales antecedentes cardiovasculares. En concreto, quienes habían sufrido un infarto tenían el doble de riesgo de ver disminuidas sus habilidades cognitivas.

   Los investigadores reconocen que ya llevaban tiempo sospechando esta asociación pero ahora los datos publicados en el 'Journal of the American Heart Association' muestran muchos tipos de enfermedades cardiacas centrándose en las mujeres posmenopáusicas.

   En su trabajo se utilizaron datos de un estudio a largo plazo de más de 6.000 mujeres de entre 65 a 79 años, a quienes se les preguntó si se les había diagnosticado algún problema de corazón. Asimismo, se sometieron a una prueba para medir su función cerebral al inicio del estudio, que posteriormente se repitió una vez al año.

   Ninguna de las mujeres había percibido tener un problema de memoria al comienzo del estudio pero, en cambio, cerca de 900 informaron de alguna enfermedad del corazón.

   Unos ocho años más tarde, más de 400 mujeres mostraron signos de deterioro cognitivo o demencia. Las mujeres que dijeron haber tenido enfermedades del corazón fueron un 29 por ciento más propensas a tener problemas cognitivos que aquellas cuyo corazón estaba sano.

   Además, las mujeres que habían tenido un ataque al corazón tenían el riesgo más alto de desarrollar problemas de memoria, mientras que las personas con antecedentes de cirugía de 'bypass' o enfermedad vascular periférica también presentaban un mayor riesgo. En cambio, las anomalías en el ritmo cardiaco no se relacionaron con una disminución de la función cerebral.

   Por otro lado, y con independencia de si las mujeres tenían una enfermedad del corazón, en el estudio se observó que las personas con presión arterial alta y diabetes tenían un mayor riesgo de deterioro cognitivo.

   "Teniendo en cuenta que el número de personas que sufren de demencia está aumentando en todos los países desarrollados, es importante y necesario investigar primero las razones de por qué ocurre esto para identificar a las personas con más riesgo y, en segundo lugar, para  saber cómo prevenir y tratar las personas afectadas", dijo Bernhard Haring, autor de la investigación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter