El alcohol produce efectos en el feto "más graves que cualquier otra droga"

Feto, embrión
NATURE - Archivo
Publicado 13/07/2018 15:45:55CET

   VALÈNCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El psiquiatra director de IVANE y responsable de las unidades de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar y Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas, Augusto Zafra, ha advertido este viernes de que el alcohol produce efectos en el feto "más graves que cualquier otra zona". Las consecuencias pueden ser anomalías físicas (ojos pequeños), cognitivas (retraso mental) o conductuales (problemas de integración social), entre otros.

   Al conjunto de todos estos trastornos, muchos de ellos irreversibles, se le conoce como síndrome alcohólico fetal (SAF), que afecta a uno de cada 1.000 nacidos, si bien distintos estudios demuestran que uno de cada cien niños tiene alguna afectación relacionada con el consumo de alcohol en el embarazado, ha destacado la psicóloga de estos centros Clara Díez.

   "El hecho de que las alteraciones que provoca la exposición a alcohol durante la gestación pueden dar lugar a lesiones permanentes, hace que no exista un tratamiento curativo para el síndrome alcohólico fetal", señalan los expertos, que añaden que, debido a que cada caso es particular y existen necesidades individuales, no se puede generalizar un tratamiento efectivo para todos.

TRATAMIENTOS ADAPTADOS

   Por ello, el tratamiento sintomático se adapta a cada caso en función del trastorno y la sintomatología que se objetive. A nivel general, se utilizan la farmacoterapia, los abordajes psicoterapéuticos, las intervenciones conductuales y los tratamientos de logopedia, "que deben ser adaptados a cada caso en particular de forma muy dinámica y flexible", explica el doctor Zafra. La única manera de prevenir el síndrome alcohólico fetal es evitar el consumo de alcohol durante el embarazo.

   Según el doctor Zafra, "a la hora de someterse a un programa de desintoxicación sucede, a menudo, que aún queriendo el/la paciente, el tratamiento fracasa". En el caso de mujeres con adicción al alcohol, existe, además, la necesidad añadida de intentar por todos los medios iniciar los procesos de desintoxicación antes del embarazo.

   Una de las cuestiones más importantes es la voluntad "sin coacciones externas" y la motivación de cada uno de los pacientes. "Nuestro trabajo es mantener esa motivación el máximo tiempo posible y acompañarlo en el proceso de cambio. Por ello, para aumentar las probabilidades de éxito, en un primer momento es necesario aportar una buena contención, en todas las concepciones de esta palabra, para de esa manera cogerlo de la mano y ayudarlo a dar los primeros pasos en este proceso de mejora", ha precisado.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.