11 consejos si estás pensando en quedarte embarazada

Embarazo, prueba de embarazo, embarazada, gestación
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DANIEL LAFLOR
Publicado 03/05/2018 8:41:33CET

   MADRID, 3 May. (EDIZIONES) -

   Los expertos señalan que la salud de la mujer durante el embarazo depende en gran medida de su estado de salud antes de la concepción. Además, ya que el periodo de mayor vulnerabilidad para el embrión son las 10 primeras semanas de gestación, el consejo reproductivo durante el periodo preconcepcional constituye un aspecto importante dentro de la asistencia prenatal, según los especialistas.

   Así, en la Guía de cuidados en el embarazo, del Instituto de gestión sanitaria, resaltan que planificar el embarazo y cuidarse antes de quedarse embarazada es lo mejor que puede hacer la mujer por su salud, y por la de su futuro hijo. "En el caso de que quiera hacerlo es conveniente que consulte con su médico o matrona, y así se detectan posibles riesgos, y se adoptan medidas preventivas que ayudarán a que el embarazo se desarrolle de forma más saludable", sostienen.

   Es más, subraya que esta consulta es fundamental antes de quedar embarazada sobre todo si se padece alguna enfermedad crónica como diabetes, epilepsia, enfermedades cardíacas, o de tiroides, por ejemplo. "En estos casos se hace necesario un control más estrecho de su enfermedad, así como ajustes en los tratamientos", apostilla.

   1.- En primer lugar advierte de que la exposición a determinados factores ambientales y laborales tanto en la mujer que desea quedarse embarazada, como en su pareja (radiaciones, productos químicos, entre otros), pueden influir en la fertilidad, y en caso de embarazo puede afectar al desarrollo de su bebé. Por ello, recomienda acudir al médico del trabajo de la empresa, o al médico de atención primaria, que facilitará una serie de consejos para evitar esos riesgos.

   2.- Seguidamente, advierte de que determinados medicamentos no pueden tomarse durante el embarazo por ser perjudiciales para el desarrollo embrionario. "De ahí la importancia de la visita preconcepcional al médico, en la que el facultativo adaptará el tratamiento a su nueva situación", subraya.

   3.- Mientras, en la Guía de promoción de embarazo saludable del Principado de Asturias aconsejan que, si se está planificando el embarazo, la mujer debe cuidarse como si ya estuviera embarazada. "Aproveche el momento para llevar una vida más sana, evitando el alcohol, el tabaco y otros tóxicos. Evite también la automedicación", precisa.

   4.- Desde la Sociedad española de ginecología y obstetricia (SEGO) recomiendan como "primer consejo teórico" no demorar el embarazo, ya que las mujeres mayores de 35 años ven reducida su fertilidad teniendo mayores dificultades de conseguir el embarazo. "La mayoría de los riesgos de un embarazo por encima de los 35 pueden controlarse de manera eficaz con un adecuado control médico perinatal. Los estudios y tratamientos de la esterilidad, con el apoyo de técnicas de reproducción asistida, ayudan a que parejas con problemas de fertilidad puedan ver convertido en realidad su deseo de ser padres", añade.

   5.- Por otro lado, recomienda realizar un examen de salud ante la previsión de embarazo.

   6.- La SEGO también aconseja consultar con el ginecólogo si en seis meses no se ha producido el embarazo.

   7.- Además, ve conveniente iniciar los cuidados médicos prenatales en cuanto se confirme la gestación.

   8.- Desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en su Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio, se sugiere a las mujeres que planifican su embarazo seguir una dieta equilibrada de nutrientes, así como el consumo de sal yodada.

   9.- En mujeres que planifican su embarazo y son fumadoras o consumen alcohol, así como otras drogas, se insta a abandonar su consumo, y se proponen intervenciones de deshabituación.

   10.- En mujeres que planifican su embarazo recomiendan la realización de ejercicio físico de manera habitual.

   11.- Finalmente, aconsejan la suplementación diaria con 0,4 miligramos de ácido fólico desde al menos uno o dos meses previos a la concepción.

   "En las mujeres con antecedentes de defectos del tubo neural, que han tenido un hijo anterior con defecto del tubo neural, son diabéticas o están tomando anticonvulsionantes, se recomienda la suplementación diaria con dosis de 5 miligramos de ácido fólico. Determinadas malformaciones congénitas como la espina bífida y algunas enfermedades neurológicas en el recién nacido se pueden prevenir tomando diariamente un suplemento de ácido fólico. También para prevenir el retraso mental y la parálisis cerebral le recomendarán suplementos de yodo", añade.