El riesgo de deterioro cognitivo baja en las personas mayores de 85 años con colesterol alto

Mujeres mayores hablando
FLICKR PEDRO RIBEIRO SIMÕES - Archivo
Publicado 07/03/2018 7:10:14CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las personas de 85 años o más cuyo colesterol total había aumentado desde sus niveles en la mitad de la vida presentaban un riesgo reducido de deterioro cognitivo marcado, en comparación con los de una década más jóvenes cuyo colesterol era similarmente elevado, informan investigadores de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en Nueva York, Estados Unidos.

Los resultados de su estudio se publican en la edición digital de 'Alzheimer & Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association'. Los autores encontraron que las personas de 85-94 años con buena función cognitiva cuyo colesterol total aumentó desde la mediana edad tenían un 32 por ciento menos de riesgo de deterioro cognitivo marcado en los siguientes diez años, en comparación con las personas de 75-84 años que registraban un 50 por ciento aumento del riesgo.

Los investigadores señalan que los resultados no sugieren que los mayores de 85 años deberían aumentar su colesterol para tener una mejor salud cognitiva, sino que aquellos en esa cohorte de edad con buena cognición y colesterol alto probablemente también tenían algún factor de protección que algún día podría identificarse y estudiarse.

El equipo evaluó la asociación de cinco valores de colesterol total con un declive sustancial en la función cognitiva de la función normal, llamada declive cognitivo marcado. Los cinco valores eran colesterol total en la mediana edad (promedio de 40 años), colesterol total tardío (edad promedio de 77 años), colesterol total medio desde la mediana edad, cambio lineal desde la mitad de la vida (en otras palabras, si estaba aumentando o disminuyendo), y cambio cuadrático desde la mitad de la vida (si el cambio lineal fue acelerado o desacelerado).

Los datos se obtuvieron de la investigación original 'Framingham Heart Study', un estudio de cohorte cardiovascular en curso a largo plazo en residentes de Framingham, Massachusetts, Estados Unidos. Ese estudio comenzó en 1948 con 5.209 sujetos adultos y ahora se encuentra en su tercera generación de participantes

El equipo evaluó si el deterioro cognitivo marcado se relacionó con los cinco valores de colesterol, y si las relaciones con esos valores cambiaron dependiendo de la edad de la evaluación cognitiva. Hallaron que varios valores de colesterol, incluido el colesterol alto, los niveles crecientes y la aceleración decreciente, eran predictores vinculados con un mayor riesgo de un deterioro cognitivo marcado, que se asociaran con un mayor riesgo de un deterioro cognitivo marcado.

Sin embargo, a medida que la edad aumentó, algunas asociaciones se redujeron, o incluso se invirtieron. Además, en el subgrupo de 85-94 años de edad cognitivamente sanos, un alto nivel de colesterol en la mediana edad se vinculó con un riesgo reducido de deterioro cognitivo marcado. Esto contrasta con las muestras en otros estudios que se han centrado en sujetos de edad avanzada, principalmente menores de 75 años, donde el colesterol de mediana edad se relacionó con un mayor riesgo de deterioro cognitivo.

FACTORES GENÉTICOS IMPLICADOS

"Nuestros resultados tienen implicaciones importantes para investigar factores genéticos y de otro tipo asociados con el envejecimiento cognitivo exitoso", dice el primer autor del estudio, Jeremy Silverman, profesor de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Icahn en Mount Sinai.

"Los datos son consistentes con nuestro modelo de sobreviviente protegido: entre los individuos que sobreviven hasta la vejez con cognición intacta, aquellos con niveles de factores de riesgo altos tienen más probabilidades de poseer factores de protección que aquellos con niveles de factores de riesgo más bajos. Los de larga supervivencia que están cognitivamente intactos a pesar del alto riesgo deben ser asignados a estudios de investigación que buscan factores de protección, lo que podría ayudar a identificar futuros fármacos y terapias para tratar la demencia y la enfermedad de Alzheimer", añade.

El doctor Silverman señala que estos resultados no implican que los mayores de 85 años de edad deban aumentar su colesterol. Su equipo de investigación estudiará a continuación otros factores de riesgo para el deterioro cognitivo, que incluyen el índice de masa corporal (IMC) y la presión arterial.

"No creemos que el colesterol alto sea bueno para la cognición a los 85, pero su presencia podría ayudarnos a identificar a los que están menos afectados por él. Esperamos identificar genes u otros factores de protección para el deterioro cognitivo centrándonos en personas mayores cognitivamente sanas que son más propensas a tener factores de protección", concluyen los investigadores.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.