Contador

No, no puedes vencer al envejecimiento

Envejecer
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / AS3D
Publicado 31/10/2017 8:48:37CET

   MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El envejecimiento es una parte natural de la vida, pero eso no ha impedido que las personas se embarquen en esfuerzos para detener el proceso. Lamentablemente, tal vez, esos intentos son inútiles, según investigadores de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, que han demostrado que es matemáticamente imposible detener el envejecimiento en organismos multicelulares como los humanos.

   "El envejecimiento es matemáticamente inevitable y de verdad inevitable. Desde el punto de vista lógico, teórico y matemático, no hay escapatoria", sentencia la investigadora Joanna Masel, profesora de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona (UA), en Estados Unidos.

   Masel y el investigador postdoctoral de UA Paul Nelson describen sus hallazgos sobre las matemáticas y el envejecimiento en un nuevo estudio titulado "Competencia intercelular e inevitabilidad del envejecimiento multicelular", publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

   La comprensión actual de la evolución del envejecimiento deja abierta la posibilidad de que el envejecimiento se detenga si la ciencia pudiera encontrar una manera de hacer que la selección entre organismos sea perfecta. Una forma de hacerlo podría ser empleando la competencia entre las células para eliminar las células "inactivas" que funcionan mal y que están relacionadas con el envejecimiento, mientras se mantienen intactas otras células. Sin embargo, la solución no es tan simple, según Masel y Nelson.

   Nelson explica que le suceden dos cosas al cuerpo a nivel celular a medida que envejece: una es que las células se ralentizan y comienzan a perder funciones, como cuando las células ciliadas, por ejemplo, dejan de producir pigmento; y la otra cosa es que algunas células aumentan su tasa de crecimiento, lo que puede provocar la formación de células cancerosas. A medida que envejecemos, todos tendemos, en algún momento, a desarrollar células cancerosas en el cuerpo, incluso aunque no estén causando síntomas, dicen los investigadores.

   Masel y Nelson descubrieron que incluso si la selección natural fuera perfecta, el envejecimiento se produciría, ya que las células cancerosas tienden a hacer trampa cuando las células compiten. "A medida que envejeces, la mayoría de tus células se reducen y pierden funciones, y también dejan de crecer", señala Nelson, autor principal del estudio.

   "Pero algunas de sus células están creciendo como locas. Lo que mostramos es que esto forma un doble vínculo: una trampa-22. Si te deshaces de esas células inactivas que funcionan mal, entonces eso permite que proliferen las células cancerosas, y si te deshaces o ralentizas las células cancerosas, eso permite que las células inactivas se acumulen. Así que estás atrapado entre permitir que estas células inactivas se acumulen o que las células cancerosas proliferen, y si haces una no puedes hacer lo otro. No puedes hacer ambas cosas al mismo tiempo", detalla.

EL 'PERO' DE SER UN ORGANISMO MULTICELULAR

   Aunque la mortalidad humana es un hecho indiscutido de la vida, el trabajo de los investigadores presenta una ecuación matemática que expresa por qué el envejecimiento es una "verdad incontrovertible" y "una propiedad intrínseca de ser multicelular", dice Nelson.

   "No es ninguna sorpresa que todos vayamos a morir, muchas cosas son obvias porque nos son muy familiares, pero en realidad, ¿por qué envejecemos? Comenzamos a explicarnos por qué", afirma Masel, quien también enseña en el Programa Interdisciplinario de Posgrado de Matemáticas Aplicadas de la UA.

   "La gente ha analizado por qué pasa el envejecimiento, desde la perspectiva de '¿por qué la selección natural no ha detenido el envejecimiento?' Ésa es la pregunta que se hacen e, implícitamente, en eso está la idea de que algo como el no envejecimiento es posible. Entonces, ¿por qué no lo hemos desarrollado? Estamos diciendo que no se trata solo de que la evolución no lo haga; puede hacerse por selección natural o por cualquier otra cosa", dice Masel.

   Al final, las cosas simplemente se rompen con el tiempo y, según las matemáticas, tratar de arreglarlas puede empeorar las cosas. "Podrías ralentizar el envejecimiento, pero no puedes detenerlo --afirma Masel--. Tenemos una demostración matemática de por qué es imposible solucionar ambos problemas. Puedes solucionar un problema, pero estás atrapado con el otro. Las cosas empeorarán con el tiempo, de una de estas dos maneras o ambas: o bien todas tus las células se volverán más lentas, o tendrás cáncer. Y la razón básica es que las cosas se rompen. No importa cuánto intentes y evites que se rompan, no puedes".

   Y Nelson añade: "Es algo con lo que tienes que lidiar si quieres ser un organismo multicelular".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter