La prótesis devuelve la funcionalidad

La mayor parte de pacientes con artrosis avanzada de hombro no son tratados

Prótesis de hombro
COMSALUD
Actualizado 07/10/2014 7:57:16 CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La artrosis de hombro es un problema frecuente de salud que afecta sobre todo a personas mayores de 65 años, "en especial al brazo dominante", explica el jefe de la Unidad de Hombro de la Clínica CEMTRO, el doctor Santiago Arauz, quien recuerda que una gran parte de los pacientes con artrosis avanzada de hombro no son tratados.

El principal síntoma es el dolor "incluso en reposo, sobre todo por las noches. Otros son la pérdida de función y de fuerza, así como dificultad para vestirse, asearse, levantar el brazo para coger algo y hasta para ponerse el cinturón de seguridad en el coche", añade.

"A veces se relaciona con la actividad laboral desempeñada por el paciente, y en los pocos casos en que aparece en jóvenes se suele relacionar con deportes de contacto como el boxeo", explica Arauz, quien es uno de los organizadores de las jornadas sobre cirugía de hombro que se celebran en la Clínica CEMTRO de Madrid.

La prótesis de hombro podría ser una solución para muchas de estas personas, sin embargo se trata de una técnica "desconocida" incluso en la medicina de Atención Primaria. "Esto hace que muchos pacientes no consulten su problema o no sean derivados al traumatólogo", advierte este especialista.

Está indicada para casos de artrosis avanzada; artritis severa, como la artritis reumatoide; en situaciones finales de rotura de los tendones, o para secuelas postraumáticas graves. Y en situaciones de deterioro articular severo, existen dos modelos principales de prótesis, anatómica e invertida, y su elección depende sobre todo del estado de los tendones que rodean la articulacion del hombro, llamados del manguito rotador.

TIPOS DE PRÓTESIS

"Gracias a los sistemas de prótesis modulares o universales se pueden combinar de multiples formas los diferentes elementos protésicos para reproducir de la manera más fiel posible la anatomía individual de cada paciente, con mejoras de la tasa de éxito", asegura.

Los sistemas universales, destaca, permiten durante la misma operación o después "cambiar de un modelo anatómico a un modelo invertido y evitar así cirugías cruentas"; esto es especialmente útil en caso de recambios protésicos.

Los resultados de este procedimiento, afirma, "han mejorado mucho"; de hecho, la tasa de éxito es comparable a la de la rodilla y la cadera, ya que la mayoría de los pacientes refieren una clara mejoría en el control del dolor y una recuperación de la funcionalidad de la articulación", expone.

Mientras, la prótesis anatómica reproduce "la anatomía natural del hombro y requiere que el aparato tendinoso esté conservado", comenta el doctor Arauz. Con la invertida "se excava el húmero para que se articule sobre el componente escapular, en este caso semiesférico, al contrario que la disposición natural de la articulación", expone.

Esta última permite optimizar el rendimiento del músculo deltoides, aumentando su brazo de palanca, de forma que se pueda levantar el brazo aunque los tendones del manguito rotador estén deteriorados, con mejoras de los resultados funcionales.

Algunos pacientes con lesiones severas del manguito rotador "tienen una limitacion funcional extrema llamada hombro pseudoparalítico en que no pueden apenas mover el brazo", comenta el doctor Arauz, quien destaca en estos casos es uso de las protesis invertidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter