MENOS NIVELES DE CORTISOL

Un solo día libre puede servir para reducir el estrés de cuidadores de personas con demencia

Cuidadora
Foto: FLICKR/BRIAN WALKER
Actualizado 20/08/2014 16:55:02 CET

NUEVA YORK, 20 Ago. (Reuters/EP) -

   El estrés de cuidar a un familiar con demencia suele acabar deteriorando la salud mental a largo plazo pero, según han comprobado un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Pennsylvania (EE.UU), un día libre puede ser suficiente para reducir su nivel de estrés y recuperar cierta tranquilidad.

   El trabajo, cuyos resultados publica en su último número la revista 'The Gerontologist', se basó en las mediciones de la hormona del estrés cortisol y los científicos observaron que los cuidadores tenían niveles más saludables los días que el paciente iba a una residencia. E incluso empezaban a bajar el día antes de su día de descanso.

   "El cuidado en residencias también puede ofrecer un alivio parcial para los factores estresantes que a diario viven los cuidadores, y puede ayudar a los médicos a minimizar el riesgo de enfermedad en muchos de ellos", ha defendido Laura Cousino Klein, autora del estudio.

   Estudios previos han analizado el estrés de los cuidadores y la sensación de alivio que descansan, pero ninguno ha cuantificado los beneficios del tiempo libre mediante la medición de los cambios del cortisol, cuyos niveles elevados suelen asociarse a situaciones de estrés, depresión y problemas cognitivos.

   Para medir los posibles efectos en la salud de los cuidadores cuando tenían un día de descanso, los investigadores reclutaron a 158 personas que cuidan a un familiar con demencia al tiempo que los llevan a una residencia, al menos dos veces por semana.

   Durante ocho días, los cuidadores informaron de sus momentos y experiencias más estresantes y sus estados de ánimo por teléfono una vez al día, y se encargaron de recoger sus propias muestras de saliva cinco veces al día para medir los niveles de cortisol.

   En general, los investigadores encontraron que los cuidadores tenían menos factores de estrés relacionados con la atención y más experiencias más positivas los días en que sus seres queridos estaban en la residencia, pero sí experimentan un poco más de estrés por temas no relacionados con los cuidados. Y al analizar la fluctuación diaria de los niveles de cortisol, vieron mejores cifras los días en que se utilizó la residencia.

   Los autores reconocen que la muestra no es muy grande y las conclusiones podrían servir para todos los cuidadores, ya que "también hay muchos que no necesitan ninguna ayuda y se las arreglan muy bien", ha añadido Gary Kennedy, director de la División de Psiquiatría Geriátrica del Centro Médico Montefiore en Nueva York (EE.UU), que no participó en el estudio.

   No obstante, añade, "refuerza la idea de que los cuidadores necesitan apoyo y, a veces, ese apoyo pasa por compartir la atención", ya que también pueden darse casos en que el cuidador no muestran su estrés como lo haría alguien que no tiene a nadie a su cargo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter