Un 70% de los mayores de 60 años tiene hipertensión

La disminución del poder adquisitivo puede perjudicar la adherencia a los hipertensivos

Actualizado 07/10/2014 3:18:44 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La disminución del poder adquisitivo puede perjudicar la adherencia al tratamiento hipertensivo de los jubilados, según ha mostrado un estudio realizado en Finlandia.

   Este dato ha sido calificado por la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) de "preocupante", debido a que en España hasta un 70 por ciento de los mayores de 60 años presenta problemas de hipertensión que pueden derivar en enfermedades cardio y cerebrovasculares.

   El coste económico del tratamiento y la disminución de la solvencia económica puede influir en la adherencia terapéutica, ya que "los jubilados pueden considerar que es necesario dar prioridad a otros consumos", ha explicado el miembro de la SEH-LELHA, Mariano de la Figuera.

   No obstante, no sólo influye la disminución del poder adquisitivo en la adherencia o no al tratamiento sino que, también, existen otros factores que perjudican la continuidad de las terapias como, por ejemplo, la complejidad terapéutica, la falta de información, el deterioro cognitivo y la depresión mental o la desorganización de algunos aspectos de la vida diaria.

   Además, según ha explicado el experto, en "muchas ocasiones" son los propios paciente quienes, de forma razonada, deciden no tomar la medicación tal y como se le ha indicado, debido a que la percepción de la salud puede mejorar y los síntomas de la enfermedad pueden disminuir durante la jubilación.

   Ahora bien, a pesar de que la mayor parte de la población es "consciente" de la importancia de la hipertensión arterial, las situaciones de estrés llevan en ocasiones a conductas maladaptativas como, por ejemplo, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la compulsión por la comida y, por supuesto, el mal cumplimiento del tratamiento farmacológico.

   En este sentido, la prevención del riesgo cardiovascular comprende una serie de medidas sencillas y al alcance de todo el mundo. A modo de ejemplo, el doctor  Mariano de la Figuera ha manifestado que la simplificación del tratamiento de la hipertensión arterial, mediante el uso de combinaciones fijas cuando sean precisas, es, junto con la educación sanitaria, la "mejor estrategia" para prevenir los problemas de cumplimiento.

   "Es básico facilitar suficiente información tanto verbal como escrita sobre la hipertensión en general y el cumplimiento en particular", ha comentado para destacar la importancia que tiene la alimentación variada y equilibrada para la prevención del riesgo cardiovascular, al igual que la práctica de ejercicio físico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter