LA MORTALIDAD DE LA ENFERMEDAD ESTÁ SUBESTIMADA

El Alzheimer podría provocar más muertes de lo que se piensa

Actualizado 07/10/2014 1:26:08 CET

NUEVA YORK, 6 Mar. (Reuters/EP) -

   Científicos del Rush Alzheimer Disease Center de Chicago (EE.UU) aseguran que todavía hay muchas personas que no se dan cuenta de que el Alzheimer es una enfermedad mortal, y aseguran en la revista 'Neurology' que puede estar provocando un número de muertes seis veces mayor de lo que se piensa.

   Así se desprende de los resultados de un estudio con el que aseguran que en 2010 podrían haber fallecido por esta enfermedad en Estados Unidos más de medio millón de personas, cuando las estimaciones de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) es que cada año se producen unas 83.000 muertes.

   La enfermedad de Alzheimer se inicia en la parte del cerebro que controla la memoria y el pensamiento, pero con el tiempo va progresando a otras partes encargadas de controlar funciones básicas como la respiración y la deglución, ha explicado Bryan James, autor del estudio.

   Sin embargo, este experto reconoce que las estimaciones nacionales, basadas en los certificados de defunción, suelen subestimar las muertes por demencia.

   Para comprobarlo, se analizaron los datos de dos estudios de seguimiento a personas mayores de 65 años cuando no padecían la enfermedad. El análisis duró una media de ocho años, durante los cuales se sometían a revisiones anuales y se procedía a la donación del cerebro en caso de fallecimiento.

   En total, en los dos estudios participaron un total de 2.566 personas de los cuales 559 desarrollaron Alzheimer durante el periodo de estudio. Además, un total de 1.090 acabaron falleciendo.

   Las personas diagnosticadas con Alzheimer tenían tres veces más probabilidades de morir que los que no, y el riesgo fue cuatro veces más alto entre los participantes 75 a 84 años de edad.

   En virtud de estos datos, y extrapolándolos con el total de fallecimientos de Estados Unidos en 2010, los autores estiman que cerca de 500.000 personas mayores de 75 años murieron a causa de la enfermedad de Alzheimer ese año.

   Una de las razones por las que es tan difícil estimar el número de muertes por Alzheimer, según los autores, es que la enfermedad suele ser la razón de fondo de una serie de causas directas de la muerte.

   Así, la demencia severa puede llevar a problemas de deglución, lo que lleva a la desnutrición y ésta a la neumonía, pero en los certificados de defunción sólo se menciona la causa última, dejando de lado la demencia.

   "Entendiendo que el Alzheimer puede contribuir a casi tantas muertes como las otras dos principales causas de muerte en Estados Unidos, la enfermedad cardiaca y el cáncer, puede ser más fácil convencer a los responsables políticos de que aumenten los recursos destinados a esta enfermedad", ha reconocido James.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter