Varios estudios prueban la eficacia de 'Yondelis' (PharmaMar) frente a varios tipos de sarcomas

Actualizado 07/10/2014 10:07:46 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica española PharmaMar, filial biotecnológica del Grupo Zeltia, ha presentado en el último congreso de la Sociedad de Oncología del Tejido Conectivo (CTOS, en sus siglas en inglés) celebrado en Nueva York (Estados Unidos) varios ensayos clínicos que prueban la eficacia de la trabectedina, comercializado bajo el nombre de 'Yondelis', como tratamiento de varios tipos de sarcomas blandos.

Con diferentes formatos (presentaciones orales, posters o abstracts), en total se dieron a conocer los resultados de 21 estudios en los que se emplea trabectedina.

De todos ellos, informa la farmacéutica, uno de los más relevantes fue uno que evidencia los beneficios de la administración combinada de trabectedina y doxorrubicina en el tratamiento en primera línea del leiomiosarcoma, un sarcoma de tejidos blandos raro y tremendamente agresivo que muestra una quimiosensibilidad moderada a fármacos como doxorrubicina.

Este estudio, coordinado por el Grupo Francés de Sarcomas, demuestra que la asociación de doxorrubicina y trabectedina es un tratamiento válido de primera línea para estos tumores.

Un total de 105 pacientes, con una mediana de edad de 60 años, fueron reclutados para este estudio (44 con un leiomiosarcoma uterino metastásico y 61 con un leiomiosarcoma de tejidos blandos).

Tras evaluar a los pacientes que han recibido al menos dos ciclos de tratamiento combinado, en la cohorte de enfermos con un leiomiosarcoma uterino, se documentan 25 casos de respuesta parcial al tratamiento y en 13 se observa una estabilización de la enfermedad, lo que supone en conjunto una tasa de control de la enfermedad superior al 86 por ciento.

Ya en el subgrupo de pacientes con leiomiosarcoma de tejidos blandos, de los 36 casos analizados hasta el momento, se objetivó un caso de respuesta completa al tratamiento, 13 respuestas parciales y 20 casos con estabilización de la enfermedad, lo que se traduce en una tasa de control de la enfermedad del 94 por ciento.

A las 12 semanas, la tasa de supervivencia sin progresión de la enfermedad alcanza el 86 por ciento en el subgrupo de pacientes con leiomiosarcoma uterino y llega hasta el 95 por ciento en la cohorte con un leiomiosarcoma de tejidos blandos.

También se dieron a conocer los resultados de otro estudio en fase III en el que han participado 121 pacientes con diferentes subtipos de sarcomas relacionados con translocaciones genéticas.

El objetivo primario del estudio fue determinar la eficacia de ambos tratamientos, comparando la tasa de supervivencia libre de progresión (PFS, por sus siglas en inglés); ya como objetivos secundarios, se ha comparado también la supervivencia total (OS, por sus siglas en inglés) de ambos tratamientos.

Las conclusiones de este estudio prospectivo indican que ambos indicadores con trabectedina son comparables a las alcanzadas con el tratamiento estándar basado en doxorrubicina en primera línea de tratamiento, con un perfil de seguridad similar a lo esperado.

MAYOR POTENCIAL CUANDO SE COMBINA CON OLAPARIB

Entre otros de los estudios presentados destaca un estudio experimental con modelos preclínicos de sarcomas de tejidos blandos y de hueso en el que se observa como el efecto antitumoral de trabectedina se potencia significativamente cuando se asocia con olaparib, un inhibidor de la PARP-1 (una enzima clave en la reparación del ADN).

Los autores concluyen que la inhibición de la PARP-1 potencia la eficacia de trabectedina frente a tumores mesenquimales, animando a evaluar este efecto en estudios clínicos.

En otro estudio se ha tratado de identificar una firma microARN asociada con la administración de trabectedina en el tratamiento de uno de los subtipos más agresivos de liposarcoma mixoide (LM), como es el de células redondas (CR).

De este modo, un análisis exhaustivo de una cohorte de biopsias FFPE (tejido embebido en parafina fijado con formaldehido) de liposarcoma mixoide permite especular que después del tratamiento con trabectedina el perfil molecular de liposarcoma mixoide/células redondas se parece más al subtipo habitual que al CR parental.